Fomento adjudica el proyecto de construcción del tramo Puente de Montañana-Sopeira, de la A-14 por 1,7 millones

HUESCA, 23 (EUROPA PRESS) El Ministerio de Fomento ha adjudicado a la empresa Ingeconsult Ingeniería la redacción del proyecto de construcción del tramo Puente de Montañana-Sopeira, de la autovía A-14, de Lleida a la frontera con Francia, en la provincia de Huesca. El presupuesto de adjudicación asciende a 1.750.054,74 euros. La totalidad de la obra se proyecta para una velocidad de cien kilómetros por hora y estará compuesta por calzadas de siete metros de anchura y arcén exterior de 2,5 metros e interior de un metro, mientras que el ancho de la mediana será de seis metros, según informó el Ministerio de Fomento en un comunicado. El proyecto cumplimentará las prescripciones impuestas en la aprobación definitiva del estudio informativo, así como en la Declaración de Impacto Ambiental y se coordinará con el tramo anterior, Viacamp-Puente de Montañana, así como con el estudio informativo de acondicionamiento de la carretera N-230 entre Sopeira y la boca sur del túnel de Viella. Además incluirá un Análisis Ambiental donde se identificarán, describirán y valorarán los problemas ambientales en el que se proyectarán las medidas correctoras necesarias y, de acuerdo con la vigente Ley de Carreteras, las propiedades colindantes no tendrán acceso directo a la nueva carretera. Por otro lado, se estudiará con detalle la reposición de los caminos, vías pecuarias, accesos, servidumbre y servicios que resulten afectados, realizándose una separata con la definición completa de las obras a realizar en cada uno de los servicios que precisen ser modificados, que deberá contar con la aprobación del titular. No obstante, la empresa encargada del proyecto mantendrá la coordinación adecuada con los ayuntamientos afectados, cámaras agrarias, Confederación Hidrográfica y demás entidades y organismos que pudieran verse afectados o que puedan aportar datos de interés para la redacción del estudio. Por último, con el objetivo de contribuir a la mejora de la seguridad vial de los ciclistas y de acuerdo con los objetivos y directrices del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), se analizará la compatibilidad de las actuaciones a proyectar con los usos ciclistas que puedan entrar en conflicto con ellas.