Fomento admite incidentes en la red ALVIA de Cantabria pero se compromete para que llegue la alta velocidad

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado de Transportes, Concha Gutiérrez, admitió hoy la existencia de "incidentes" en la red de trenes ALVIA en Cantabria, pero lo achacó a las vías convencionales donde, según aseguró, se están intensificando los programas de mantenimiento y mejora para que la alta velocidad llegue "lo más rápido posible".

En respuesta a una pregunta del portavoz del PP en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, José Joaquín Martínez Sieso, Gutiérrez señaló que estas "incidencias" han ocurrido por, entre otras razones, la puesta en servicio de nuevos trenes, causas climatológicas y el uso de la infraestructura tradicional.

No obstante, afirmó que tanto Renfe como Adif están realizando una "actuación coordinada" en un "plan de viabilidad" de los nuevos trenes para adaptarlos a las calidades de la propia vía, para la mejora de fiabilidad de las instalaciones y para el seguimiento exhaustivo de las condiciones de explotación.

Gutiérrez también achacó los incidentes señalados al incremento en el "volumen de pasajeros" de los trenes ALVIA, pero manifestó que las incidencias se van "superando" para adquirir "plena fiabilidad" y así conseguir que la alta velocidad llegue a Cantabria "lo más rápido posible".

Martínez Sieso reprochó a la secretaria de Estado que han ocurrido "una treintena de incidentes" que han afectado a las instalaciones de seguridad así como averías. En total, aseguró que se han producido 210 accidentes ferroviarios por el "abandono" en que el Gobierno tiene a este medio de transporte en Cantabria.

Sin embargo, Gutiérrez insistió en que se ha mejorado la frecuencia y las plazas disponibles, así como el número de circulaciones. En este sentido, argumentó que hasta el 31 de agosto de este año ha habido "2.270 circulaciones con 437.053 viajeros, de las cuales el índice de puntualidad es del 88,8 por ciento", mientras que elevó las incidencias al 11,2 por ciento que han afectado al 2,5 por ciento de los viajeros.