Herrera

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

El Administrador de Infraestructuras Ferroviaras (ADIF), organismo dependiente del Ministerio de Fomento, ha adjudicado el contrato de obras de acondicionamiento de la urbanización y actuaciones diversas en el edifico de la estación de Puente Genil-Herrera, ubicada en las provincias de Córdoba y Sevilla, en la Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga, cuyo importe asciende a 1.341.006,1 euros a Construcciones Sánchez Domínguez.

En un comunicado, ADIF indicó que las obras a desarrollar, que cuentan con un plazo de siete meses para su ejecución, dotarán a esta estación de una serie de mejoras en la impermeabilidad de los paramentos de la estación, recogida de aguas en la cubierta, protección de los taludes próximos, depuración de las aguas y reposición del camino.

La estación de Puente Genil-Herrera ha experimentado un crecimiento del 106 por ciento en el número de clientes que han pasado por dicha estación entre enero y diciembre de 2007, lo que supone 33.639 personas más. En el año 2008, pasaron por esta estación un total de 65.375 personas, mientras que en 2007 lo hicieron 31.736.

Con este incremento Puente Genil-Herrera se convierte en la primera estación ferroviara de ADIF de Andalucía en cuanto a crecimiento porcentual en 2008.

ACTUACIONES

La impermeabilidad de los paramentos --paneles de cerramiento que conforman la estructura principal de la estación-- para evitar filtraciones de aguas pluviales se conseguirá con el empleo de perfiles de acero galvanizado a lo largo de las juntas entre paneles, lo que conseguirá una total estanqueidad, evitando la entrada del agua de lluvia en fuertes temporales.

La mejora de la recogida de aguas pluviales es otra de las obras que integran estos trabajos. Debido a la peculiar forma de la cubierta y a sus dimensiones, de más de 2.792 metros cuadrados, se producen turbulencias al chocar los flujos de aguas pluviales que proceden de ambos lados de la cubierta y confluyen en la parte central. Esta situación hace que los elementos de recogida actuales no funcionen a pleno rendimiento.

Para corregir esta situación se dispondrá la colocación de 15 sumideros en la cubierta, dispuestos a los largo del canalón central, que recogerán el agua de lluvia. Ésta será desalojada por medio de una segunda línea de recogida de aguas, formado por colectores, que irá situada debajo de la cubierta para su posterior evacuación al exterior.

En cuanto a la protección de taludes de las plataformas ferroviarias, para evitar el efecto del agua de lluvia sobre los mismos, se realizará una ampliación de las protecciones existentes, que consistirá en el encachado de piedra, de aquellos de mayor algura, situados en las inmediaciones de la estación.

Para la protección de la zona de vertido de aguas, se ha diseñado la construcción de una cuneta de guarda que capte las aguas de escorrentía de la zona y las conduzca a un lugar donde el talud se encuentre protegido y no cause daños en el propio talud ni a los caminos de acceso a los andenes.

De igual manera, para la realización de una correcta depuración de las aguas, se ampliará el sistema de tratamiento actual, mediante la colocación de una fosa de filtro biológico con decantador.

En lo que respecta a la reposición del camino, éste servirá para conectar ambos márgenes de las vías. Este camino conectará ambos lados mediante el paso superior existente que permite realizar el cruce sobre las vías de manera rápida y segura, en el caso de que se produjera cualquier emergencia.