Interceptados en Siete Iglesias (Valladolid) dos menores que viajaron desde Tánger en los bajos de un camión

SIETE IGLESIAS DE TRABANCOS (VALLADOLID), 7 (EUROPA PRESS)

Dos menores de 16 años y de origen marroquí fueron interceptados en Siete Iglesias de Trabancos (Valladolid) tras recorrer más de 700 kilómetros desde Tánger ocultos bajo el semirremolque de un camión. Ambos se encuentran internados en un centro de menores de la capital vallisoletana.

La detención de los dos ciudadanos marroquíes se produjo en la mañana del pasado sábado en la Estación de Servicio 'Los Toreros' de Siete Iglesias de Trabancos, sita en el kilómetro 177 de la carretera A-62, después de que un camionero de la empresa Nassamer Tra, procedente de Tánger y con sede social en dicha localidad marroquí, se percatara al estacionar allí su camión que llevaba varios polizones ocultos en los bajos del semirremolque.

El transportista, tal y como explicó a Europa Press una empleada del establecimiento 'Los Toreros', se puso entonces en contacto con la Guardia Civil, que se personó en el lugar y procedió a la detención de los dos menores.

EL CAMIONERO, TRADUCTOR

El propio camionero, de nacionalidad marroquí, hizo de traductor para los agentes de la Benemérita, que pudieron entonces conocer que los dos polizones, nacidos en 1993, se subieron en Tánger a los bajos del semirremolque y lograron entrar en España de forma ilegal hasta llegar a Siete iglesias, una vez recorridos más de 700 kilómetros en este singular medio de locomoción.

"Los dos chicos estaban muy sucios y tenían mucha hambre", recordó la empleada de la estación de servicio, quien añadió que fueron los propios agentes los que pagaron sendos bocadillos de tortilla de patata y dos botellines de agua que los menores, tras asearse en los servicios, consumieron con fruición. "Llevo seis años trabajando aquí y es la primera vez que pasa una cosa de este tipo en esta estación de servicio", declaró la dependienta.

Con posterioridad, los dos menores fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores y quedaron internos en un centro de protección en la capital, a la espera de tomar una decisión sobre su repatriación.