La APV presenta a AVE un 'plan de choque de calidad de servicio' para aumentar la productividad y eficiencia del puerto

Pons pide máxima cooperación entre Consell y Gobierno para solucionar el acceso norte y ejecutar el Corredor Mediterráneo lo antes posible

VALENCIA, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Rafael Aznar, presentó hoy al presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Francisco Pons, el 'plan de choque de calidad de servicio' que está poniendo en marcha la APV con las administraciones aduaneras y paraduaneras para incrementar la productividad y eficiencia de las operaciones portuarias.

Así lo explicó Aznar en declaraciones a los medios antes de mantener un encuentro de trabajo con Pons y miembros de AVE, donde señaló que este plan de choque supone un "compromiso de eficiencia" para el que solicitaron "un esfuerzo" al conjunto de las administraciones portuarias con el objetivo de "reaccionar del modo más óptimo posible" para poder competir a nivel internacional.

Explicó que incluye "pequeños gestos" como, por ejemplo, que el Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) "sea más eficiente, incrementando los horarios o permitiendo que no vuelvan los contenedores a la pila de donde proceden después de las inspecciones", acciones que, según dijo, "son, más que gestos, tramos de ahorro y de economía para poder competir mejor" mediante "la suma de muchos esfuerzos".

Precisó que, si bien este plan no requiere dotación económica por tratarse de un compromiso de eficiencia, "en caso de incumplimiento habrá que promover algunas indemnizaciones". "Pero si nos comprometemos todos, habrá cumplimiento y no habrá que indemnizar", apuntó Aznar, quien valoró la "preocupación de todo el entorno empresarial e institucional del puerto de Valencia para poner lo máximo de sí, para aportar la máxima competitividad a las empresas y tener un plan de choque que se perciba" y les permita "competir".

En este punto, avanzó que el puerto logró un incremento del 5 por ciento del tráfico de contenedores en el mes de abril, respecto al mismo mes de 2008, aumento que achacó a una "estrategia de reacción" adoptada de manera "acertada y con mucho esfuerzo" por la APV desde que detectó "señales de ablandamiento de la economía" a "principios de 2007", y que se basa en "mantener la conectividad con los grandes mercados y, por tanto, fidelizar a los navieros".

"Pero no hay que conformarse con eso", subrayó Aznar, quien aseguró que su intención es "redoblar" esfuerzos y explicó que están "confeccionando un plan de competitividad global para transmitirlo al conjunto de empresarios de la comunidad portuaria para que ajusten todos los márgenes para poder competir mejor". En concreto, pretende que, una vez garantizada "la supervivencia de todas las empresas", éstas puedan "ajustar márgenes para transmitir a la economía real todas las capacidades de ahorro posibles para poder competir mejor".

"NINGUNA INCERTIDUMBRE" LABORAL

En este punto, preguntado por si la APV corre el riesgo de entrar en negociaciones para presentar Expedientes de Regulación de Empleo, reconoció que "casi todos los puertos de españa lamentablemente están en esa situación porque la actividad portuaria ha caído en torno a un 30%", aunque recalcó que el puerto de Valencia no tiene "ninguna incertidumbre" gracias a su "estrategia de oportunidad de fidelización de las navieras".

Explicó, en este sentido, que la fidelización de grandes navieras permitió "concentrar en Valencia un alto contingente de tránsito", que aportó a su vez "estabilidad social, paz laboral y capacidad de poder negociar condiciones de incremento de productividad y saber competir mejor", al tiempo que está "generando empleo".

Por su parte, Francisco Pons ensalzó la labor que desempeña la APV y les animó a trabajar "más y mejor" para mejorar los "excelentes" resultados del puerto de Valencia, que definió como "un elemento fundamental en la creación de riqueza en la Comunitat Valenciana" que contribuye a la "creación de puestos de trabajo". Así, abogó por "no sólo apoyar al puerto, sino también pedir todas las infraestructuras que hacen falta para que cumpla con su misión de crear riqueza para la Comunitat y servir de plataforma internacional".

El presidente de AVE reclamó que los Gobiernos valenciano y central "cooperen al máximo para solucionar el acceso norte del puerto" y posibilitar que esta infraestructura "se ponga en marcha lo antes posible, para ejecutar lo más inmediatamente posible el Corredor Mediterráneo", que dotará al puerto de "canales de bifurcación y de desarrollo de sus mercancías".

"MÁS IMPRESCINDIBLE QUE NUNCA"

"Ahora es más imprescindible que nunca que se acelere de verdad ese proyecto para ejecutar lo más rápidamente posible el Corredor Mediterráneo", recalcó Pons.

Sobre el clima existente entre ambas administraciones, Aznar resaltó que la APV ha logrado que el Consell les "apoye indefectiblemente" y el Gobierno central les "respalde" en "todas" sus "iniciativas", así como en su "capacidad financiera" y "política de endeudamiento". "Ese es el camino, sumar, integrar y lograr para la Comunitat Valenciana todo lo posible", concluyó.