La compañía mallorquina Sampol inaugura el metro de Santo Domingo con la presencia del presidente Leonel Fernández

PALMA DE MALLORCA, 19 (EUROPA PRESS)

La compañía ingeniera de capital mallorquín Sampol inauguró hoy el servicio de metro de la ciudad de Santo Domingo, en un acto público que contó con la presencia del presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, cuyo gobierno destinó 700 millones de dólares para la creación de esta red suburbana, que prevé transportar a unos 200.000 ciudadanos a diario.

Según detalló la empresa en un comunicado difundido hoy, cuando se cumple el primer mes de funcionamiento piloto del metro, en el que fueron trasladados casi dos millones de pasajeros. Unos resultados que animan a Sampol a continuar con el proyecto, que incorpora un total de seis líneas, que se prevé que estén desarrolladas a lo largo de 2012. Todo ello, con la previsión de llegar a transportar a 75 millones de pasajeros al año.

Sampol, que resultó adjudicataria en el 2006 de la concesión del suministro de electricidad del primer gran proyecto del 'Plan maestro nacional' del gobierno dominicano, se marcó entre los objetivos de esta iniciativa realizar mejoras en el sistema de transporte y en la vialidad pública, a través de la construcción de un sistema subterráneo de trenes que ahora entra en funcionamiento.

Concretamente, la red de transporte de ferrocarril suburbano cuenta en este momento con 14,5 kilómetros de vías, que unen en trayectos de treinta minutos el norte y sur de la capital dominicana. En total, se establecieron 16 estaciones, distribuidas a lo largo de la primera línea.

Además, el intenso trabajo de ingeniería de Sampol dio como resultado una Planta Energética que proporciona 18 MW de energía, para abastecer a la estación principal, las oficinas centrales, el sistema de mantenimiento y la propia línea del metro. La primera fase incluye, además, la construcción de dos subestaciones, y el suministro eléctrico por un período superior a 15 años.

En la nota, la firma de ingeniería detalló que en República Dominicana el suministro eléctrico "no está garantizado", por lo que el Gobierno debe luchar contra los frecuentes apagones. Una situación que los trabajos de Sampol vienen a cambiar, ya que la tecnología aplicada en este caso "se convierte en garantía del correcto y normal funcionamiento del sistema subterráneo", señala el comunicado.