La "compleja" homologación de los nuevos trenes desde Jaén a Córdoba, Sevilla y Cádiz "alarga" su puesta en servicio

JAÉN, 12 (EUROPA PRESS)

El "complejo proceso de homologación" de los nuevos trenes de alta velocidad y ancho variable que unirán Jaén con Córdoba, Sevilla y Cádiz "está alargando" su puesta en servicio con respecto a la "fecha aproximada" que se ofreció en la presentación de los vehículos así como del intercambiador de Alcolea el pasado 20 de marzo.

En este sentido, fuentes de Renfe indicaron a Europa Press que el "retraso es relativo", puesto que si bien entonces se habló del 28 de abril se trataba de una "fecha orientativa", en tanto el proceso es "difícil" y en él intervienen tanto técnicos de Renfe como de ADIF y de empresas externas.

"Los trenes, pertenecientes a la serie 121, son un material completamente nuevo que acaba de salir de fábrica, de modo que tienen que pasar una serie de pruebas y certificaciones que son de obligado cumplimiento", según añadieron las mismas fuentes, que insistieron en que la complejidad de esta fase "no permite hablar de plazos concretos".

En cualquier caso, destacaron que una vez que los trenes se encuentren perfectamente testados y homologados entrarán en servicio "de forma inmediata", dando respuesta así al compromiso de poner en servicio estos vehículos, lo que redundará en una mejora de los tiempos de viaje actuales, de modo que el trayecto Jaén-Sevilla se reducirá 28 minutos y el recorrido Jaén-Cádiz se acortará 44 minutos.

La homologación de los trenes tiene como objetivo comprobar que el vehículo cumple con las exigencias técnicas conforme al Decreto del Ministerio de Fomento, que establece para estos trenes la normativa NTC-MA-001.

Esta norma consta de 140 puntos que deben cumplirse y que incluyen todos los aspectos relacionados tanto con la seguridad como el confort del tren. Una vez superadas estas exigencias técnicas --paso al que se llega tras la verificación del proyecto, las pruebas en fábrica y las pruebas en vía--, el material obtiene la habilitación para poder circular en servicio comercial.

Las pruebas son muy variadas. Las más exigentes y duraderas son las que afectan al freno y a la estabilidad del tren. Se hace circular al tren en condiciones extremas, superiores a las que luego se autoriza con viajeros para demostrar que se dispone de un nivel de seguridad elevado y que ante cualquier anomalía es capaz de responder con seguridad.

Los trenes de la serie 121 sustituirán a los de Media Distancia convencional que actualmente circulan entre Jaén, Córdoba, Sevilla y Cádiz, pasando por el intercambiador de Alcolea de Córdoba, que permite el acceso ferroviario desde la provincia jiennense a las líneas de alta velocidad Madrid-Sevilla y Córdoba-Málaga.

Así, circularán por vía convencional entre Jaén y Alcolea, donde entrarán en el nuevo cambiador para modificar el ancho de sus ejes y poder circular por línea de alta velocidad entre Córdoba y Sevilla. En su continuación hacia Cádiz, los trenes volverán a entrar en el cambiador de Majarabique (Sevilla) para continuar el trayecto por la vía de ancho convencional.