La futura estación del AVE del Aeropuerto de Ciudad Real permitirá a los pasajeros aterrizar a 50 minutos de Atocha

CIUDAD REAL, 16 (EUROPA PRESS) El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró hoy que la futura estación del AVE del Aeropuerto Central de Ciudad Real permitirá a los pasajeros aterrizar a 50 minutos de Atocha y destacó la importancia del aeropuerto, una infraestructura "con grandes posibilidades" gracias, sobre todo, a aspectos como su ubicación en el centro de la Península y la intermodalidad. En este sentido, Barreda, quien hoy firmó con la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y el presidente de la Sociedad aeroportuaria, Juan Antonio León Triviño, el convenio por el cual se construirá una estación del AVE en el aeropuerto de Ciudad Real, recordó su ubicación "privilegiada" y las múltiples posibilidades que ofrece tanto para el transporte de mercancías como el de pasajeros, informó la Junta en nota de prensa. "En la nueva estación van a parar los trenes de Alta Velocidad, de media distancia y también el ferrocarril convencional, y esto convierte al aeropuerto en un atractivo muy singular", explicó el presidente, quien también resaltó el hecho de que este apeadero, que se construirá a unos 200 metros de la Terminal de pasajeros, esté cercano a vías de alta capacidad como son las autovías A-41 y A-43. A este respecto insistió en la "dimensión internacional creciente" del aeropuerto y las ventajas que ofrece tanto para el transporte de mercancías, que podrán distribuirse desde un lugar estratégico en lo que a comunicaciones se refiere, como para el de pasajeros, ya que "aterrizar a 50 minutos de Atocha ofrece grandes posibilidades". "La nueva estación va a suponer que los viajeros que quieran usar el aeropuerto podrán subirse en la estación de Atocha y 50 minutos después estar en el aeropuerto de Ciudad Real, y a la inversa", reiteró Barreda, para quien esto supone un "espaldarazo importante" a las posibilidades aeroportuarias "que estoy seguro la iniciativa privada sabrá rentabilizar". Asimismo, el presidente reconoció estar muy satisfecho ante la puesta en marcha del aeropuerto debido a su importancia económica y social, especialmente en momentos de crisis. En este sentido explicó que ya son 500 las personas que están trabajando directamente en el aeropuerto, "y eso que apenas se han desplegado todas las posibilidades". Así, el presidente cifró en 3.000 los puestos de trabajo, entre directos e indirectos, los que llegará a crear esta infraestructura que, dijo, también va a ayudar a mejorar, modernizar y cambiar el tejido productivo castellano-manchego "en la medida que supone una infraestructura básica de la que antes carecíamos y que ahora se convierte en una ventana al exterior fácil y cómoda que lo va a potenciar seguro", declaró. Finalmente, Barreda recordó que se trata de un aeropuerto de carácter privado, gestionado por la Sociedad Ciudad Real Aeropuertos, que es la que va a financiar la construcción de una estación que, aseveró, es sólo un ejemplo más de la importancia de que los empresarios "hayan confiado en ellos mismos y en Castilla-La Mancha" porque "sólo teniendo confianza en nuestras posibilidades, creyendo en nosotros e invirtiendo en nuestra tierra, podremos hacer cosas como este aeropuerto del que me siento satisfecho y muy orgulloso". APOYO DEL PRESIDENTE Por su parte, el presidente de la Sociedad Ciudad Real Aeropuertos, Juan Antonio León Triviño, destacó que gracias a esta estación se podrán multiplicar los puestos de trabajo del Aeropuerto y quiso agradecer al presidente Barreda el esfuerzo y apoyo que ha realizado durante todo el proceso para la puesta en marcha de éste. Además, León Triviño recalcó el trabajo de todos los miembros de esta Sociedad y subrayó que con la firma de este convenio, por el que se pondrá en marcha la estación, "el Aeropuerto podrá contar con 2 millones y medio más de pasajeros al año". La intermodalidad, concluyó el presidente de la Sociedad Ciudad Real Aeropuertos, "nos va a permitir estar a 300 kilómetros del Mediterráneo y a 300 kilómetros del Atlántico, por lo que justo donde se une ese eje hemos querido hacer este aeropuerto que esperamos que sea beneficioso para toda la sociedad". La futura estación permitirá que los usuarios del AVE accedan a la terminal del aeropuerto a través de una pasarela cubierta de algo más de doscientos metros de longitud y viceversa. Asimismo, la zona logística anexa al aeropuerto podrá beneficiarse también de las posibilidades para el transporte de mercancías que ofrece la línea férrea convencional Madrid-Badajoz. LAS CONDICIONES DEL ACUERDO En virtud de este acuerdo preliminar, Adif, entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento, se compromete a promover la construcción de la estación ferroviaria impulsando las medidas necesarias para lograr la aprobación y ejecución de los proyectos básicos y de construcción. La Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda de Castilla-La Mancha manifiesta su voluntad de adecuar el marco urbanístico, si fuera necesario, para el establecimiento de la estación, así como a facilitar las actuaciones correspondientes a las preceptivas autorizaciones que, en su caso, fueran procedentes. Por su parte, el aeropuerto de Ciudad Real se compromete a aportar terrenos de su titularidad para construir la estación de viajeros y las instalaciones auxiliares, así como ejecutar la construcción del edificio de viajeros, designando a la empresa que realice de forma efectiva dicha construcción, debiendo ponerlo previamente en conocimiento de Adif. El aeropuerto de Ciudad Real asume el coste de las obras, así como los costes de mantenimiento de la estación y sus instalaciones auxiliares. Asimismo, cede a Adif la titularidad de las infraestructuras e instalaciones construidas, y de los terrenos sobre las que se ubiquen.