La línea 6 de Metro incorporará a lo largo de esta semana seis nuevos trenes de última generación

MADRID, 10 (EUROPA PRESS) Seis nuevos trenes de última generación (serie 9000), compuesto de seis coches cada uno, estarán circulando en la línea 6 de Metro de Madrid antes de que acabe la semana, sustituyendo así a los trenes 5000 1ª, los más antiguos de la línea, informó hoy la compañía en un comunicado. La adquisición de estos trenes 9000, que ya se están incorporando desde ayer a la línea, está prevista en el Plan de Mejora de la línea 6, que contempla la sustitución de los coches más antiguos como una de las principales medidas. A éstos 36 coches se les unirán de forma paulatina otros 30 trenes hasta 2011. La adquisición de estos seis trenes ha supuesto una inversión de 62 millones de euros, y va a redundar en una mayor capacidad de la línea, así como en un incremento de la comodidad, del confort, de la seguridad y de la accesibilidad de los viajeros. Los nuevos modelos están dotados de modernas tecnologías y prestaciones, protección y conducción automática, ayuda a la conducción y mantenimiento, así como equipos de protección de incendios, caja negra o dispositivos de evacuación de viajeros en túnel. Por otra parte, dentro del Plan de accesibilidad Universal que está llevando a cabo Metro de Madrid, se contempla que los nuevos trenes de la serie 9000 que circularán por la línea 6 cuenten con espacios reservados para sillas de ruedas, y un elevado contraste colorimétrico acentuado por señalizaciones acústicas y luminosas. Entre las medidas que se están desarrollando para mejorar la circular, una de las que más averías registra por su antigüedad, se encuentra la sustitución de la catenaria convencional, que actualmente suministra de energía eléctrica a los trenes de la línea por otra catenaria de tipo rígido que ha sido desarrollada y patentada por el propio suburbano madrileño. Este nuevo sistema de electrificación, tiene, entre otras ventajas, que es de mayor fiabilidad que la convencional, es más duradera, requiere un menor número de soportes que la catenaria rígida de la competencia, y reduce a la mitad los gastos de mantenimiento, lo que va a suponer un ahorro al año en línea 6 de 336.000 euros. Otras de las novedades que Metro ya está implantando en esta línea es el nuevo sistema de señalización y control del tráfico de trenes (CBTC) que también se está aplicando en el proceso de modernización de la circular. Este programa permitirá aumentar su capacidad de transporte por sentido y hora, mediante la reducción del intervalo mínimo entre trenes y del incremento del número máximo de convoyes que podrán operar simultáneamente en cada vía, siempre manteniendo los niveles de seguridad.