La mejora del barrio de Buenos Aires de Valladolid, que empieza esta semana, contará con 851.000 euros de inversión

La empresa PAS renovará las redes de abastecimiento y alumbrado público, mejorará el alcantarillado y ampliará las aceras

VALLADOLID, 18 (EUROPA PRESS)

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid iniciará esta semana los trabajos de nuevas infraestructuras y mejora del entorno urbano en el barrio de Buenos Aires, una zona periférica de la capital situada junto a la Carretera de Soria, que suponen una inversión de 851.068 euros y serán ejecutados por la empresa Pavimentos Asfálticos de Salamanca (PAS).

Financiadas con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local, el proyecto comprende básicamente la renovación de la red de abastecimiento, la mejora del alcantarillado, recogida de aguas pluviales y pavimentación de sus viales, unas actuaciones que se prolongarán por espacio de ocho meses y que se complementan con la puesta en marcha de un nuevo alumbrado público, según destacaron a Europa Press fuentes del Consistorio.

Según las previsiones de la empresa, en la obra trabajarán 32 personas que abordarán la renovación de 410 metros lineales de tubería de abastecimiento, de 150 milímetros de diámetro, y de otros 237 metros con un diámetro de 100 milímetros, junto a 67 nuevos sumideros.

Al mismo tiempo, está proyectada la instalación de una iluminación consisten en 39 báculos de diez metros de altura y 27 farolas de cuatro metros y se incluye además la canalización municipal en previsión de futuras redes y servicios introducidos en Buenos Aires, con una longitud de 875 metros.

Respecto a la pavimentación, las aceras tendrán una amplitud aproximada mínima de dos metros, delimitadas mediante bordillos graníticos, empleando baldosas de hormigón de 40 por 20 y por seis centímetros, y los pasos peatonales dispondrán de baldosa rugosa para detección de invidentes.

EL ARBOLADO

En total, las aceras sumarán una extensión de 7.523 metros cuadrados en tanto que la de los aparcamientos comprenderá 3.187 metros cuadrados mientras que, en lo referente al mobiliario urbano, además de las papeleras y bancos de diseño similar al de otras zonas, se modificará la posición de las paradas de autobús para que se adapten a la urbanización prevista.

Por último, el proyecto apuesta por mantener los árboles existentes en la zona (sauces y plátanos, fundamentalmente), de edad adulta y que se encuentran en buen estado. En los tramos donde no los hay, serán habilitados alcorques para la plantación de prunas. Todos ellos contarán con una red de riego automático de dos circuitos con goteo.

La empresa contratista manifestó su disposición a mantener el tráfico rodado durante la ejecución de las obras, si bien en algunos momentos habrá que efectuar cortes puntuales que serán anunciados, para informar de los desvíos alternativos.