MetroNorte llegará al intercambiador de Chamartín, donde se ubicará una estación de autobuses internacionales

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La Operación Chamartín, cuyo convenio se firmó a finales del pasado año, contempla en su capítulo de infraestructuras la llegada del MetroNorte hasta el intercambiador de Chamartín, sobre la cual se construirá también una estación de autobuses internacionales y interregionales, que correrá a cargo del Consorcio Regional de Transportes.

Así lo anunció esta semana el director general de Infraestructuras del Transporte y consejero delegado de Mintra, Jesús Miguel Trabada, durante el V Encuentro 'Infraestructuras en la Comunidad de Madrid y prolongación de la Castellana', en el que recordó también que dicho Plan incluye cinco nuevas estaciones que se situarán a lo largo de todo el desarrollo urbanístico contemplado en la Operación.

Estas nuevas estaciones formarán parte de la ampliación de la actual línea 10 de Metro, y por ahora, lo que está determinado son los "puntos claves donde convendría situar dichas estaciones", según el desarrollo urbanístico que se tiene proyectado en la Operación Chamartín, donde la Comunidad de Madrid se encargará de llevar a cabo la mayoría de infraestructuras del transporte.

No obstante, reconoció que "como tendrán sus variaciones, ya se irán adaptando" y poniéndose en marcha a la par que vaya avanzando el desarrollo urbanístico acordado entre el Ministerio de Fomento, cuando aún estaba como responsable Magdalena Álvarez, y el Ayuntamiento de Madrid, encabezado por su alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Trabada explicó que la Operación supone también que el "MetroNorte llegará hasta el intercambiador de Chamartín", donde ya confluyen las líneas 1 y 10 de Metro convencional, además de la estación de Cercanías Renfe. Con esta ampliación, el intercambio de trenes que ahora se hace en la estación de Tres Olivos desaparecería, y se llevaría a Chamartín, un punto de los más estratégicos de la capital.

Además, sobre esta estación de Chamartín, se incluirá una estación nueva de autobuses, que, según explicó Trabada, dependerá del Consorcio Regional de Transportes, que será el encargado de sacar a concurso su concesión.

UNA INVERSIÓN DE 50 MILLONES DE EUROS

Fuentes del Consorcio Regional de Transportes explicaron a Europa Press que dicha estación acogerá a autobuses internacionales e interregionales, y supondrá una inversión de cerca de 45-50 millones de euros. No obstante, se desconocen los plazos de obra que irán paralelos a los del desarrollo urbanístico de la zona.

Con esta nueva estación, Chamartín incluirá la estación de la línea 10 de Metro y la de MetroNorte, que estarán ubicadas de forma paralela, del mismo modo que la línea circular y la 10 en la estación de Príncipe Pío), mientras que la estación de la línea 1 se queda colocada, entonces, de forma transversal.

Precisamente, paralela a esta estación de la línea 1, que llega hasta Pinar del Chamartín, está ya construido el espacio para la futura estación que contemple la ampliación de la línea 11. Se trata de un proyecto a muy largo plazo pero que los responsables de Infraestructuras han decidido dejar cerrado para ahorrar en tiempo y costes. La estación de autobuses se situará sobre el resto.

A estas actuaciones, se les sumará las mejoras de Fomento, que aprovechará la operación para ampliar y mejorar la estación de Chamartín, previendo las necesidades de crecimiento tanto para fortalecer las Cercanías como para expandir y reequilibrar el sistema de alta velocidad, y su conexión con el suburbano.

Así, con una inversión de 1.000 millones de euros, el Ministerio mejorará Chamartín, que pasará de tener 120.000 metros cuadrados a 200.000, con la adición de once vías y seis andenes nuevos. Además, se permitirá el acceso a sus dos vestíbulos --uno de llegadas y otro de salidas-- mediante puertas desde las cuatro fachadas, y se prepararán 4.000 plazas más de aparcamiento.

El departamento que actualmente dirige el nuevo ministro José Blanco también contempla la conexión de Cercanías entre la T-4 del Aeropuerto de Barajas y la estación de Chamartín, que, según adelantó el propio ministro la semana pasada, tras su primer encuentro con la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, estará lista para 2010 y el recorrido durará cerca de 7 minutos.