Portugal.- El gobierno luso lanzará este año todos los concursos para el AVE

LISBOA, 1 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) El Gobierno portugués lanzará en 2009 todos los concursos públicos para la construcción de las líneas de Alta Velocidad ferroviaria (AVE) Lisboa-Madrid, Lisboa-Oporto y Oporto-Vigo, según anunció hoy el ministro de Transportes y Obras Públicas del país, Mario Lino, en la apertura del IX Congreso Nacional de Transporte Ferroviario. El pasado lunes, el Gobierno luso lanzó el concurso público para el tramo Lisboa-Poceirao y de la línea Lisboa-Madrid, lo que aprovechó Lino para anunciar que a lo largo de este año se lanzarían los concursos restantes, tanto para esas líneas como para las que unirás la capital lusa con Oporto y ésta ciudad con Vigo. El ministro también avanzó que el precio de construcción del AVE será de 7.700 millones de euros, de los cuales el 20% vendrá de fondos comunitarios, el 38% del flujo de caja generado por la operación y el 42% por el Estado, a través de los contratos de concesión. Así, el coste real final para el Gobierno de Portugal será de 5.940 millones de euros, a precios de 2009, porque el diferencial entre los costes referentes al pago de la renta a los consorcios privados y los ingresos esperados con la explotación son cercanos a los 165 millones de euros anuales. Además, este valor tiene que ser multiplicado por los 36 años de concesión efectiva del AVE, ya que los primeros cuatro son los de la fase de construcción, y el Estado esté exento de esa renta. Por otro lado, el AVE supondrá la creación de 36.000 puestos de trabajo permanentes por lo que "no hay disculpas para aplazar el proyecto (...) la Alta Velocidad es una certeza, el calendario está bien definido", afirmó el ministro. Lino recordó que el 90% del proyecto será realizado por empresas portuguesas, según un estudio elaborado durante el gobierno de Durao Barroso, actual presidente de la Comisión Europea, y de Manuela Ferreira Leite, líder de la oposición. Lino también avanzó que en la línea Lisboa-Madrid se espera que el tráfico ascienda a los 6,1 millones de pasajeros el primer año de actividad, y que suba hasta los 10 millones en 2030. Estos valores supondrán que la cuota lusa de transporte ferroviario entre Lisboa y Madrid pasará del 2% al 19%. El transporte de mercancías en AVE también se espera que alcance los 1,5 millones de toneladas en 2020, lo que supondrá una cuota de mercado del 20%. Ante estas cifras el ministro aseguró que "los beneficios del AVE son superiores a los costes. Si no se hiciera la obra, el país estaría perdiendo". Además de este asunto, el ministro habló de la construcción del nuevo aeropuerto de Lisboa, que también es fundamental para el proyecto del AVE, ya que estarán conectados. Lino indicó que no hay ninguna alteración del proyecto y que se mantienen los planes de construirlo en Alcochete, al otro lado del río Tajo, a la altura de Lisboa, por lo que la primera fase del concurso para su construcción se lanzará durante el primer semestre de 2009. En ese mismo período se privatizará ANA, responsable por la gestión de los aeropuertos en el país. Sin embargo, el estudio de impacto ambiental del nuevo aeropuerto todavía no está aprobado, por lo que si éste no es favorable, podría suponer la alteración de estos planes.