Teófilo Serrano, nombrado nuevo presidente de Renfe

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros nombró hoy nuevo presidente de Renfe a Teófilo Serrano, quien sustituirá a José Salgueiro, que ocupaba el cargo desde el 2004.

Serrano (Tudela, 1950), ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y funcionario de profesión, era hasta ahora consejero de Trabajo e Inmigración en la Embajada de España en el Reino Unido.

En su nuevo puesto, Serrano afrontará, entre otros retos, el del impulso que el Gobierno pretende dar al transporte de mercancías por tren, el continuo desarrollo de la Alta Velocidad y llevar a la empresa a la rentabilidad económica y prepararla para la próxima apertura a la competencia del transporte de pasajeros en tren en la UE.

El nuevo presidente de Renfe cuenta con experiencia en el sector, dado que antes de su puesto en Londres ocupó los cargos de director gerente de Transportes Urbanos de Sevilla, y los de consejero delegado y director de Gestión de Infraestructuras de Andalucía, ente público de la Junta de Andalucía.

Con anterioridad fue director del gabinete del Ministro de Trabajo y Seguridad Social, secretario de Estado para la Administración Pública y director general del Instituto Geográfico Nacional. En 1991 fue elegido senador por el PSOE por la Comunidad de Madrid.

De su lado, el hasta ahora presidente, José Salgueiro Carmona (1941) prevé continuar su carrera profesional. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, profesor mercantil y funcionario de carrera del Ministerio de Hacienda desde 1964, ocupaba la presidencia de Renfe desde 2004.

MODERNIZACIÓN FERROVIARIA.

Entre los hitos de la compañía ferroviaria durante la etapa de Salgueiro destaca el arranque en 2005 de la liberalización del sector ferroviario mediante la segregación del extinto monopolio público estatal Renfe en dos empresas, las actuales Renfe Operadora y (Adif), y el consiguiente saneamiento de su endeudamiento.

Asimismo, durante su mandato se elaboró y aprobó el actual Contrato-Programa de Renfe y el Estado con el fin de que la compañía alcance la rentabilidad en el horizonte de 2010.

Además, en este tiempo Renfe comenzó a operar tres nuevas líneas ferroviarias de Alta Velocidad (el AVE a Barcelona, el AVE Madrid-Málaga y el Madrid-Valladolid) y otros servicios de Alta Velocidad-Media Distancia, y ha lanzado una nueva política comercial que incluye descuentos y tarifas 'low cost'.

En estos años la operadora también ha abordado la mayor renovación del parque de trenes de su historia que, según sus datos, la convertirá en el operador ferroviario con la flota más moderna de Europa en 2010.