Un ave catalogada como 'vulnerable' vuelve a l'Albufera tras una década de ausencia

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Medio Ambiente ha observado y anillado en la reserva natural del Ullal de Baldoví (Sueca), un ejemplar de carricerín cejudo --Acrocephalus paludicola--. Se trata de la segunda observación de esta especie durante la primavera de 2009 en l'Albufera, después de más de diez años de ausencia. De hecho, la especie se ha venido presentando de manera muy ocasional en l'Albufera y especialmente durante los diferentes desplazamientos migratorios, que tienen lugar en primavera y otoño.

El carricerín cejudo es un pequeño paseriforme típico de hábitats palustres que nidifica en el noreste de Alemania y Polonia y localmente en países del este de Europa, extendiéndose hasta Rusia. Precisamente el ejemplar observado y anillado en l'Albufera procede de África y se dirige a estas zonas, según explicaron fuentes de la Generalitat en un comunicado.

Las localidades de invernada son muy poco conocidas y parecen situarse en el oeste del continente africano, al sur del Sahara. Recientemente, parecen haber sido localizadas las principales zonas de invernada en el continente africano, quedando limitadas a unos pocos humedales localizados en Mauritania, Mali, Senegal y Ghana.

Las dos observaciones de este año en el parc natural de l'Albufera se han realizado en el Ullal de Baldoví, un enclave en el que se ha llevado a cabo el 'Projecte Ullals', un proyecto de recuperación de hábitats palustres cofinanciado desde la Unión Europea. La recuperación de una cubierta vegetal compuesta principalmente de juncos, masiega y otras especies de plantas propias de este tipo de ecosistemas húmedos parecen ser muy favorables para la presencia de esta especie.

El carricerín cejudo ha sufrido una reducción en su rango de distribución; ha desaparecido de gran parte de los países europeos por la pérdida y destrucción de los hábitats en los que se presentaba. Por esta razón, la especie se encuentra globalmente amenazada y catalogada como 'vulnerable' en Europa y ha sido objeto de diferentes programas y proyectos de recuperación.

Hace unos años, se llevó a cabo en la península Ibérica un ambicioso proyecto de recuperación de la especie en la laguna de La Nava (Palencia), una de las zonas de paso y sedimentación más importante de Europa para esta especie.