Una avería en un convoy del metro obliga a la interrupción parcial del servicio durante más de una hora y media

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

Una avería registrada en un convoy de la Línea 1 del metro de Sevilla, en marcha desde el pasado 2 de abril, ha obligado a la interrupción parcial del servicio durante un lapso de tiempo de una hora y 40 minutos, de 16,00 a 17,40 horas.

Según informaron a Europa Press fuentes de Ferrocarriles Andaluces, organismo adscrito a la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta, el incidente ha devenido de los problemas de tracción sufridos en un vagón que prestaba en ese momento servicio desde Sevilla y hacia la estación de Ciudad Expo, en Mairena del Aljarafe, y que a las 16,00 horas se encontraba en la vía 1, a la altura del paso sobre la SE-30 y a punto de enfilar el nuevo puente metálico de San Juan.

En este punto, y debido a los problemas registrados, el tren se detuvo, sin que los técnicos de Metro de Sevilla lograran restablecer de nuevo su marcha, por lo que la empresa optó por situar un tren en paralelo en la vía 2 para evacuar a todo el pasaje de un convoy a otro. Los pasajeros, posteriormente, fueron transportados hasta la estación de San Juan Bajo.

En torno a las 17,40 horas, los operarios lograron enganchar y remolcar el vagón hasta las cocheras --éste no había descarrilado--, consiguiendo restablecer en su totalidad el servicio de la Línea 1.

Hasta ese momento, el servicio tuvo problemas dependiendo de los tramos utilizados, pues mientras que en el trayecto de San Bernardo a Condequinto (Dos Hermanas) las fuentes consultadas señalaron que "apenas" hubo afección, en el tramo de San Bernardo a Ciudad Expo fue necesario poner en marcha tres lanzaderas para realizar tramos parciales.

Ello se debió al hecho de que, al obstaculizar el convoy varado una de las vías, la Línea 1 se vio obligada, hasta la retirada del vehículo averiado, a prestar servicio por tramos parciales por la vía 2 como único raíl utilizable. De esta manera, este carril sirvió para hacer viajes en ambos sentidos en tres tramos --entre Ciudad Expo y San Juan Bajo, entre San Juan Bajo y Blas Infante, y entre Blas Infante y San Bernardo--.

Aunque Ferrocarriles Andaluces no ofreció cifras concretas sobre la afección que sobre la ciudadanía ha tenido la avería, sí se reconoció que en el periodo de tiempo en el que estuvo paralizado el vagón --a partir de las 17,40 el servicio se reestableció totalmente, recuperándose de manera progresiva la frecuencia de paso-- "la cadencia no fue óptima".

Ello, unido al hecho de que desde su puesta en marcha las estaciones han registrado masificaciones y colapsos por la gran afluencia de usuarios --sin que, no obstante, el servicio llegara a paralizarse en ningún momento--, y a los grandes niveles de desplazamiento motivados por la celebración de la Semana Santa, hace suponer un gran nivel de afección en la ciudadanía sevillana.