Vecinos de Montequinto contactarán con UPO y Consistorio al constatar tardanzas de hasta media hora en el metro

Averías, paradas, falta de bancos y la inexistencia de aparcamientos son otros de los aspectos criticados por los usuarios

DOS HERMANAS (SEVILLA), 16 (EUROPA PRESS)

Los vecinos de la barriada de Montequinto, perteneciente al municipio sevillano de Dos Hermanas, aseguraron hoy haber constatado tardanzas de hasta media hora en la llegada de los vagones de la Línea 1 del metro de Sevilla a la parada de Condequinto --única del municipio actualmente en servicio, de las cuatro existentes--, razón por la que aseguraron que pedirán al Ayuntamiento de Dos Hermanas "que se implique" y contactarán con la universidad Pablo de Olavide (UPO), que cuenta con una parada y "el mismo problema".

La presidenta de la Plataforma por la Mejora de Montequinto, Asunción González, expuso a Europa Press que son numerosos los "desajustes" detectados en el funcionamiento de la Línea 1 desde su puesta en marcha el pasado 2 de abril, si bien en un principio consideraron que "había que dar un tiempo de ajuste, porque es un medio de transporte que tiene su complejidad".

"Pero ya son demasiadas cosas", lamentó González, que fue tajante al aseverar que "en Montequinto no funciona el metro, la gente lo cogió los primeros días pero ya está muy descontenta". De esta forma, explicó que "la gente esperaba que funcionara de otra manera", aludiendo a que "los trenes se paran en medio de los túneles sin que sepamos por qué, y ya hemos tenido constancia de personas que han quedado atrapados en medio del cierre de las puertas". "Hay sobrecargas en la línea y la gente debe quedarse esperando en paradas intermedias", aseguró la presidenta de la Plataforma por la Mejora de Montequinto, que también criticó la inexistencia de aparcamientos rotatorios, lo que provoca una carga "enorme" de vehículos en las inmediaciones de la parada.

También criticó las averías en las expendedoras de billetes, la falta de bancos o, como problema más grave, la mencionada frecuencia de paso, considerando que "en Montequinto tenemos uno de cada tres metros que circulan por el área metropolitana". Los convoyes pueden llegar a tardar, explicó González, entre 25 y 30 minutos --pese a que la frecuencia prevista es de unos ocho minutos en las horas 'punta' y 12 en las 'valle'--, "y muchas veces los trenes se quedan en cocheras y nos obligan a hacer transbordo".

La dirigente vecinal resumió la situación en que el metro "no responde a las necesidades ciudadanas", puesto que "es caro, no tenemos los trenes que necesitamos y no se puede asegurar al usuario que vaya a llegar a tiempo a su puesto de trabajo".

Concluyó expresando su queja al aseverar que "en el Aljarafe sabemos que todo se cumple, mientras que aquí la sobrecarga de tráfico en la autovía sigue siendo la misma, porque la gente está decepcionada y no coge el metro".