Deutsche Bank España gana un 21% menos en 2008 por el esfuerzo en provisiones

  • Madrid, 5 abr (EFE).- Deutsche Bank España ganó 68,7 millones de euros en 2008, un 21 por ciento menos que en el ejercicio anterior, debido, entre otras cosas, a que tuvo que doblar las dotaciones a provisiones para insolvencias crediticias, según los datos de la Asociación Española de Banca (AEB).

Deutsche Bank España gana un 21% menos en 2008 por el esfuerzo en provisiones

Deutsche Bank España gana un 21% menos en 2008 por el esfuerzo en provisiones

Madrid, 5 abr (EFE).- Deutsche Bank España ganó 68,7 millones de euros en 2008, un 21 por ciento menos que en el ejercicio anterior, debido, entre otras cosas, a que tuvo que doblar las dotaciones a provisiones para insolvencias crediticias, según los datos de la Asociación Española de Banca (AEB).

La entidad tuvo que incrementar un 114 por ciento las dotaciones a provisiones, hasta 22,6 millones de euros, para hacer frente al aumento de la morosidad.

Asimismo, el crédito concedido por el banco a su clientela -incluidas las hipotecas- mantuvo su ritmo de desaceleración y creció el 7 por ciento (la mitad que en 2007), hasta alcanzar 12.820 millones de euros.

Los depósitos que confiaron a la entidad los clientes, por su parte, alcanzaron los 8.056 millones de euros, el 5 por ciento más que hace un año, frente al 11 por ciento que aumentaron en 2007.

En concepto de comisiones por la venta de productos y servicios a sus clientes, Deutsche Bank ingresó en 2008 en España 270,1 millones de euros, un 6 por ciento menos que en el mismo periodo de un año antes, lo que condujo a un margen ordinario de 558,5 millones, cifra que en este caso fue el 8,2 por ciento superior a la de 2007.

El margen de intermediación conjunto -diferencia entre lo que ingresan por los intereses de los créditos y lo que tienen que pagar por los depósitos- fue de 277,7 millones de euros, un 17 por ciento más.

Asimismo, la entidad dedicó 204,1 millones a remunerar a su personal en España, el 3,4 por ciento menos, y otros 130,2 millones a gastos generales de administración, el 4,4 por ciento menos.

Una vez restadas estas cantidades al margen ordinario, el margen de explotación -el que mide más fielmente la evolución de la actividad típica bancaria- conjunto del banco fue de 134,6 millones, el 17 por ciento menos que en 2008.

Estas cifras condujeron a un beneficio antes de impuestos de 95,8 millones de euros, el 24 por ciento menos que un año antes.