Nueva polémica por la pensión para el presidente de Société Générale

  • París, 31 mar (EFE).- La revelación de la futura pensión del presidente del banco Société Générale, Daniel Bouton, ha generado una nueva polémica en Francia sobre la remuneración a los directivos de empresas coincidiendo hoy con la publicación de un decreto gubernamental para limitar la atribución de primas y bonificaciones.

Nueva polémica por la pensión para el presidente de Société Générale

Nueva polémica por la pensión para el presidente de Société Générale

París, 31 mar (EFE).- La revelación de la futura pensión del presidente del banco Société Générale, Daniel Bouton, ha generado una nueva polémica en Francia sobre la remuneración a los directivos de empresas coincidiendo hoy con la publicación de un decreto gubernamental para limitar la atribución de primas y bonificaciones.

El sitio internet de la revista L'Express reveló la pasado noche que Bouton cobrará una pensión de cerca de un millón de euros anuales cuando deje la actividad, según el documento de referencia de la entidad correspondiente a 2009 y el informe del banco de 2008 transmitidos a la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF).

De acuerdo con el primero de esos documentos, Société Générale había dispuesto a fecha del pasado 31 de diciembre una provisión de 32,93 millones de euros para pagar las pensiones de seis de sus directivos, con la hipótesis de que deberá abonárselas durante una media de 23 años, indica L'Express.

A los 240.000 euros anuales por cada uno de esos directivos -entre los que está Bouton- se añadirían para el presidente los derechos de pensión complementaria, que representarían un 58,2 por ciento de la remuneración que tuvo en 2007, y que era de 1,25 millones de euros, lo que daría 727.500 euros al año.

El banco ha respondido a las informaciones publicadas por la revista con un comunicado en el que insiste en que "no existe ningún régimen específico" para sus más altos dirigentes, sino que éstos se benefician del mismo que hay para todos los puestos de cuadros directivos, en total cerca de un millar de empleados.

Ese régimen permitirá a Bouton "una pensión total" del 58% de su último salario, es decir "unos "730.000 euros al año", puntualiza la entidad bancaria.

Société Générale estuvo a mediados de marzo en el centro de otra polémica similar cuando anunció que sus cuatro principales dirigentes debían recibir 320.000 opciones sobre acciones a cuentas del ejercicio de 2008, y que 70.000 iban a corresponder a Bouton.

Los cuatro tuvieron que renunciar a esa distribución de títulos bajo la presión del Gobierno, que hoy publicó un decreto para establecer limitaciones a la remuneración de dirigentes de algunas empresas, en concreto las del sector público y aquéllas que han recibido ayudas estatales para hacer frente a la crisis.

En este último grupo figuran ocho compañías, los seis bancos beneficiados del plan de re-capitalización del sector -Société Générale, BNP Paribas, Crédit Agricole, Banques Populaires, Crédit Mutuel y Caisses d'Epargne- y los dos fabricantes franceses de automóvil -Renault y PSA Peugeot Citroen-.

El decreto les impide distribuir opciones sobre acciones a sus directivos en los años 2009 y 2010, suprime las bonificaciones de 2008 y vincula las que se puedan atribuir en el futuro a criterios de resultados que fijarán los consejos de administración.

El Ejecutivo ha optado por no legislar por ahora sobre la remuneración de los otros directivos, y ha dejado que sea la patronal la que, de aquí a finales de abril, ponga en marcha un "comité de sabios" que se encargará de velar por el cumplimiento del código ético que el propio Movimiento de Empresas de Francia (MEDEF) elaboró para evitar que se le impusiera une regulación por ley.