Aguirre resta importancia, dada la crisis, a que Caja Madrid deje de pagar intereses de dos fondos

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, restó hoy importancia a que Caja Madrid, la cuarta entidad financiera del país, vaya a dejar de pagar intereses de dos bonos de titulización hipotecaria porque consideró que la situación en cuestión se da en un momento de crisis.

Así se refirió la presidenta madrileña en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno a la información adelantada por el diario 'El Mundo' en la que se afirma que Caja Madrid dejará de pagar esta semana 1,2 millones de euros de intereses de dos fondos debido al fuerte incremento de la morosidad en la entidad.

Para Aguirre, esta noticia "de ninguna manera" puede poner en duda la solvencia o la situación económica de Caja Madrid. "Está perfectamente legislado que en el momento en que no haya suficientes beneficios, se puede no pagar los rendimientos, por lo que no hay que darle la mayor importancia", aseveró.

Así, reconoció que "a nadie se le oculta" que se está viviendo un momento de crisis, por lo que consideró que la entidad "ha hecho perfectamente en aplicar la normativa que regula el establecimiento de estos fondos" siendo, no obstante, la primera vez que un fondo de titulización deja de pagar en España los intereses prometidos.

AUSTERIDAD DE LOS ALTOS CARGOS

Preguntada por su valoración de otra información del mismo diario que revelaba a principios de semana que el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha adquirido un vehículo valorado en medio millón de euros, Aguirre destacó que "todo el mundo sabe" que ella es una persona "por naturaleza austera".

"No me parece correcto que las personas que estamos en cargos públicos no tengamos siempre muchísimo más cuidado aún con el dinero del contribuyente que con el nuestro propio, por lo que suscribo las declaraciones que hizo el secretario de comunicación del PP de Madrid, Juan José Güemes", se limitó a contestar.

Güemes, también consejero de Sanidad del Gobierno regional, señaló el pasado martes que el hecho de que las cajas de ahorro "no tengan propietarios y que por tanto carezcan del control de la gestión de accionistas que arriesgan su patrimonio, no puede llevar a los administradores a comportarse como si los recursos fueran de su libre disposición y sin tener en cuenta la situación de las entidades".