(Ampl) JP Morgan está listo para devolver al Gobierno las ayudas recibidas

La segunda mayor entidad de EEUU gana un 10% menos en el primer trimestre y bate las expectativas del mercado

NUEVA YORK, 16 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado del banco JP Morgan Chase, Jamie Dimon, envió hoy un claro mensaje de confianza a los inversores al afirmar que la entidad se encuentra en condiciones de devolver los 25.000 millones de dólares (18.967 millones de euros) recibidos por la entidad procedentes del plan de rescate bancario del Gobierno.

"Podríamos devolverlos mañana, nos gustaría devolver las ayudas tan pronto como sea posible, puesto que pensamos que va en interés de JP Morgan y de los contribuyentes", afirmó Dimon en la conferencia de prensa posterior a la presentación de los resultados del banco y señaló que la entidad "permanece a la espera de que el Gobierno le indique las condiciones para devolver las ayudas".

De este modo, JP Morgan se suma a Goldman Sachs, que ayer confirmó su intención de devolver los 10.000 millones de dólares en ayudas públicas recibidos para lo que ampliará capital en 5.000 millones de dólares.

No obstante, Dimon optó por desmarcarse de la decisión de Goldman Sachs al considerar que JP Morgan "no necesita captar más capital". "Podríamos captarlo, pero no lo creemos necesario", añadió el máximo ejecutivo de JP Morgan, quien indicó que el banco esperará a los resultados de las pruebas de 'stress' realizadas por el Gobierno.

REDUCE UN 10% SU BENEFICIO EN EL PRIMER TRIMESTRE.

JP Morgan Chase obtuvo un beneficio neto de 2.141 millones de dólares (1.627 millones de euros) en los tres primeros meses del año, lo que representa una caída del 9,8% respecto al mismo periodo del año anterior, aunque supera las expectativas del mercado.

La cifra de negocio del segundo mayor banco de EEUU por activos alcanzó los 26.922 millones de dólares (20.454 millones de euros), un 50,4% más, mientras que los ingresos netos sumaron 25.025 millones de dólares (19.024 millones de euros), un 48,1% más.

Las cuentas de la entidad reflejan el resultado récord alcanzado por la división de banca de inversión, que facturó casi el triple que en el primer trimestre de 2008 al alcanzar los 8.341 millones de dólares (6.338 millones de euros).

Por su parte, la unidad de servicios financieros minoristas facturó un 85% más, impulsada por el crecimiento del 58% en banca minorista, mientras que el segmento de préstamos al consumo prácticamente duplicó su cifra de negocio.

Por su parte, las divisiones de tarjetas de crédito y banca comercial facturaron un 31% más, mientras que la unidad de gestión de activos registró un descenso del 10% en la cifra de negocios y la de banca privada registró una facturación negativa de 309 millones de dólares (235 millones de euros).

INTEGRACIÓN DE WASHINGTON MUTUAL.

Las cuentas de JP Morgan, que hace un año se hizo con su rival Bear Stearns, la primera gran víctima de la crisis financiera, reflejan también la compra de Washington Mutual, cuya integración "es excelente" y ha permitido un crecimiento del 62% en banca minorista.

El presidente y consejero delegado de la entidad mostró su satisfacción con los resultados cosechados por el banco, especialmente en el apartado de ingresos, que registraron un nuevo récord tanto a nivel global como en la división de banca de inversión.

Asimismo, Dimon subrayó que JP Morgan ha concedido préstamos durante los tres primeros meses del año por importe de 150.000 millones de dólares (113.926 millones de euros) como reflejo del "esfuerzo del entidad en la recuperación de la economía" .

De cara al resto del ejercicio, el máximo ejecutivo de JP Morgan consideró razonable esperar que se produzcan incrementos adicionales en las reservas de crédito si el entorno económico empeora.

"Confiamos en que, incluso un escenario económico muy adverso, no comprometería nuestra fortaleza y estabilidad", señaló el presidente de la entidad, cuyo ratio de solvencia Tier 1 se situó en el 11,3% (el 9,2% si se excluyeran los 25.000 millones de dólares de ayudas procedentes del plan de rescate financiero del Gobierno de EEUU).