Demandados dos fondos que invertían en el negocio de Madoff

  • Nueva York, 20 abr (EFE).- El abogado encargado de gestionar la liquidación de los negocios de Bernard Madoff, Irving Picard, ha demandado a dos fondos que nutrían de nuevas inversiones las actividades fraudulentas del financiero estadounidense y les reclama 255 millones de dólares.

Nueva York, 20 abr (EFE).- El abogado encargado de gestionar la liquidación de los negocios de Bernard Madoff, Irving Picard, ha demandado a dos fondos que nutrían de nuevas inversiones las actividades fraudulentas del financiero estadounidense y les reclama 255 millones de dólares.

Según la documentación difundida hoy, aunque registrada en los tribunales con fecha del viernes, Picard ha presentado demandas contra Kingate Global Fund y Kingate Euro Fund, dos entidades con sede social en las islas Vírgenes británicas que canalizaban inversiones en la firma de Madoff.

Esas entidades recibieron dos transferencias de 100 y 155 millones de dólares en las semanas previas a la detención de Madoff el pasado diciembre, acusado de haber orquestado la que podría ser la mayor estafa financiera de la historia.

El liquidador cree que esas cantidades deben recuperarse para que puedan ser repartidas entre las miles de víctimas de la estafa de Madoff, quien se enfrenta a una pena de prisión de hasta 150 años.

El financiero confesó el pasado marzo que creó y mantuvo por dos décadas una gigantesca estructura piramidal de inversión que le permitía pagar los intereses prometidos a sus clientes más antiguos con el dinero que aportaban los más nuevos, sin que en realidad se estuviera invirtiendo en negocio real alguno.

Bajo ese sistema, Madoff pudo haber estafado hasta 65.000 millones de dólares, que eran los activos que él mismo dijo que tenía en un escrito a clientes poco antes de su detención, aunque luego dijo a las autoridades que el fraude rondaba los 50.000 millones.

También hoy un juez del Tribunal de Bancarrotas de Nueva York aprobó la designación de un nuevo liquidador que se encargará de los activos vinculados personalmente a Madoff (incluidos inmuebles, embarcaciones, vehículos e inversiones empresariales) y que trabajará en colaboración con Picard, quien se ocupa sólo de los activos vinculados a su empresa de gestión de inversiones.

Esta decisión tiene lugar después de que la semana pasada las víctimas de la estafa empezaran a pedir que se declarara la bancarrota involuntaria del financiero de 70 años para que todos sus bienes, incluidos los particulares, se puedan destinar al pago de indemnizaciones.