Economía/Empresas.- JP Morgan mantiene sus planes para comprar dos jets privados por más de 100 millones

NUEVA YORK, 23 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero) El banco JP Morgan Chase, el segundo mayor en Estados Unidos, sigue adelante con sus planes de invertir 138 millones de dólares (algo más de 101 millones de euros al cambio actual) en la compra de dos nuevos jets privados para los desplazamientos de sus empleados y en la remodelación del hangar que tiene en el aeropuerto del condado de Westchester, a las afueras de Nueva York, la zona donde residen muchos de los altos ejecutivos de Wall Street. La decisión del banco de no cancelar la operación ha levantado ya una oleada de críticas desde diferentes sectores, que no entienden cómo JP Morgan mantiene el plan de compra pese a que ha tenido que ser rescatada por el Gobierno con 25.000 millones de dólares del plan lanzado por el Departamento del Tesoro para evitar la quiebra de muchas de las grandes instituciones financieras del país. El plan de JP Morgan contempla la adquisición de dos nuevos aviones 'Gulfstream 650' en los que invertirá 120 millones de dólares, a 60 millones de dólares cada unidad, así como otros 18 millones de dólares para la remodelación del hangar que el banco tiene en el mencionado aeropuerto, según informa la cadena de televisión ABC, que citan fuentes anónimas cercanas a la operación. Un portavoz del banco, Josepj Evangelisti, respondió ante las críticas que JP Morgan Chase no empleará el dinero que ha recibido del programa de alivio de activos problemáticos (TARP) ni para financiar la compra de los dos jets privados ni para remodelar el hangar, e insistió en que la empresa devolverá los fondos públicos antes de realizar cualquier tipo de operación que esté relacionada con la renovación de su flota. La confirmación de los planes de JP Morgan se conoce días después de que el constructor aeronáutico francés Dassault Aviation reconociera que en los últimos meses algunos de los "clientes más prestigiosos de la empresa" habían cancelado sus pedidos y señalara que entre éstos se encontraban los bancos Citi y RBS, en ambos casos entidades que han requerido ayudas de sus respectivos gobiernos para superar la crisis.