Francia entra oficialmente en recesión y revisa sus previsiones para 2009

  • París, 15 may (EFE).- Francia, una de las últimas grandes economías europeas que oficialmente había escapado a la recesión hasta ahora, sumó un segundo trimestre consecutivo de caída de su Producto Interior Bruto (PIB), lo que obligó al Ejecutivo a reconocer hoy que deberá revisar sus previsiones para el año 2009.

París, 15 may (EFE).- Francia, una de las últimas grandes economías europeas que oficialmente había escapado a la recesión hasta ahora, sumó un segundo trimestre consecutivo de caída de su Producto Interior Bruto (PIB), lo que obligó al Ejecutivo a reconocer hoy que deberá revisar sus previsiones para el año 2009.

La ministra de Economía, Christine Lagarde, achacó los malos datos a "los efectos desfavorables de la crisis financiera y económica" y admitió la caída del PIB de este año se situará "entorno al 3%", frente al 1,5% reconocido hasta ahora.

Eso supondría una recesión superior a la registrada en Francia en 1975 y en 1993.

Pero el dato oficial de la previsión del Ejecutivo no deberá publicarse hasta el mes próximo, en vísperas de las reuniones del Eurogrupo y del Ecofin previstas para los días 8 y 9 de junio.

La economía francesa cayó en el primer trimestre de 2009 un 1,2%, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

Además, Estadística revisó a la baja los datos de los dos últimos trimestres del año anterior, lo que, técnicamente, sitúa la entrada de Francia en recesión con anterioridad.

Así, el PIB cayó en el tercer trimestre de 2008 un 0,2% frente al dato publicado inicialmente por el INSEE, que hablaba de un crecimiento del 0,1%, lo que había permitido a Francia asegurar que no estaba en recesión técnica.

Estadística también revisó los datos del último trimestre de 2008, cuando el PIB se deterioró un 1,5% frente al 1,1% publicado en su primera estimación.

Al tiempo, el INSEE revisó sus datos para el conjunto del año 2008, en los que según las cifras publicadas hoy, la economía francesa progresó un 0,3% y no un 0,7% como había apuntado en sus primeros avances.

Lagarde apuntó a las variaciones de existencias de las empresas como el principal factor de deterioro de la crisis, puesto que supuso "2/3 del retroceso de la actividad en el inicio del año".

Según el INSEE, ese factor amputó un 0,8% al PIB, frente al 0,7% que había restado en el trimestre anterior.

Economía considera que la producción industrial está en caída libre y que las fábricas prefieren deshacerse de sus existencias almacenadas antes que seguir produciendo.

La ministra destacó el buen comportamiento del consumo interno, que aumentó un 0,2% en el primer trimestre de 2009, el mismo ritmo que había tenido en los tres primeros meses de 2008.

El sector exterior, por su parte, continuó generando malos resultados, con una caída del 6% de las exportaciones y del 5,3% de las importaciones.

Lagarde indicó que el dato francés es menos malo que el que han sufrido otras importantes economías europeas, lo que, para ella, muestra que Francia "resiste mejor que sus principales socios en un contexto que sigue siendo muy desfavorable".

La ministra se mostró confiada en que "los efectos de las medidas de relanzamiento adoptadas por el Gobierno se aceleren a partir de mediados de 2009 y contribuyan a sacar a la economía de la recesión".

Desde la oposición, la líder del Partido Socialista, Martine Aubry, pidió un cambio de la política gubernamental ante la "situación muy grave" que atraviesa la economía francesa.

Aubry recordó que en los tres primeros meses del año se destruyeron 3.000 puestos de trabajo diarios.

Porque al mal dato del PIB se sumó el de la destrucción de empleo en el primer trimestre.

Según el Ministerio de Trabajo, se destruyeron 138.000 empleos en tres meses, tantos puestos como en todo el año anterior.

La caída se centró esencialmente entre los puestos temporales del sector terciario, que vio como perdían su trabajo 77.800 personas.