Economía.- El TSJM decidirá hoy si suspende la reforma de los estatutos de Caja Madrid

El Gobierno regional defiende que suspender la modificación y la asamblea del lunes iría en contra del "interés general" MADRID, 18 (EUROPA PRESS) La Sección Novena de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) comunicará hoy a las partes si admite o no las medidas cautelares de suspensión de la reforma de los estatutos y el reglamento de Caja Madrid, y por ende, la anulación de la asamblea general extraordinaria convocada para el próximo lunes en la que estos textos debían ser sometidos a votación. El TSJM dictará un auto tras la vista celebrada hoy entre las partes para pronunciarse sobre la medida cautelar de suspensión de la reforma de los estatutos. Sin escuchar a las partes, el Alto Tribunal madrileño suspendió de forma cautelarísima la modificación de los Estatutos impuesta por el Gobierno que preside Esperanza Aguirre. A través de sus abogados, la Comunidad de Madrid defendió en la vista que suspender la modificación y la celebración de asamblea extraordinaria iría en contra del "interés general", mientras que tanto Caja Madrid como el Ayuntamiento de Madrid coincidieron en que las medidas cautelares son "razonables". La audiencia pública se celebró con motivo del recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Madrid contra la reforma de la Ley de Cajas de la Comunidad aprobado a finales del año pasado. El consistorio madrileño decidió llevar a los tribunales la nueva Ley al rebajar del 70 al 30 por ciento su representación en la asamblea. En un auto notificado el lunes, el Alto Tribunal madrileño ordenó a la entidad financiera y a la Consejería de Economía y Hacienda que "se abstengan de realizar cualquier requerimiento sobre las cuestiones a que se refiere la resolución impugnada", en alusión al documento que se dictó el 3 de marzo por el que se autorizaba el proyecto de adaptación de los estatutos y el reglamento electoral de Caja Madrid. También ordenaba a la Consejería a que se abstenga de "dictar cualesquiera actos o realizar actuaciones que supongan de forma directa o indirecta su ejecución o que tenga a esa resolución como presupuesto", mientras la sala no se haya pronunciado definitivamente sobre la medida cautelar por escrito. De este modo, instó a Caja Madrid, a través de su consejo de administración, a que no realice actuación alguna destinada al cumplimiento de la resolución impugnada mientras no se haya pronunciado sobre la medida cautelar. RECHAZO A LOS ESTATUTOS Entretanto, trece miembros de los 21 del consejo de administración de Caja Madrid volvieron ayer a ratificar su postura contraria a la reforma de los estatutos y del reglamento electoral impuesta por la Comunidad de Madrid. Insistieron en que este nuevo texto se adaptó a las modificaciones dictadas por el Gobierno regional por "imperativo legal y para cumplir, por tanto, con la ley", pero "en todo momento han presentado diferencias sustanciales con su contenido". En un comunicado, la caja indicó que con ello, el órgano rector de la entidad ha querido salir al paso de "ciertas interpretaciones torcidas por parte de algún portavoz de la Comunidad de Madrid que no pretendía otra cosa que confundir a los consejeros generales y a la opinión pública, acusando de contradicción en la actuación del Consejo y deslegitimando la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de recurrir los estatutos y el reglamento electoral". En la reunión, dos tercios de los consejeros (13 votos a favor, cuatro abstenciones y cuatro votos en contra) expresaron su oposición frontal a las modificaciones definitivas impuestas por la Comunidad de Madrid, una norma que han calificado como "anticonstitucional e ilegal, innecesaria, no consensuada, con un carácter retroactivo ilegal", así como una grave "injerencia política" que no respeta la "representatividad y la igualdad" de los sectores. Además, aclaran, de esta manera, que lo "único que se ha aprobado por unanimidad es adaptar los estatutos en cumplimiento de la ley, y remitirlos a la asamblea general para que los vote, como es su potestad", señaló un portavoz del consejo de administración. Por su parte, fuentes del Gobierno regional indicaron a Europa Press que la votación promovida ayer en el consejo de administración "es una burla, ya que ayer "no procedía realizar ninguna votación, porque en el pasado consejo fueron aprobados los estatutos por unanimidad". Además, las mismas fuentes lamentaron que el consejo de administración de la caja "se limite a seguir las directrices del Ayuntamiento de Madrid".