Enel toma el control de Endesa y Acciona recibe 8.218 millones más activos

  • Madrid, 20 feb (EFE).- Enel y Acciona pusieron hoy punto y final a su difícil matrimonio con un acuerdo que permitirá a la eléctrica italiana tomar el control de Endesa y a la constructora recibir 11.107 millones de euros: 8.218 millones en efectivo y el resto en activos de energías renovables que suman 2.105 megavatios.

Endesa destinará 6.243 millones para retribuir a sus accionistas

Endesa destinará 6.243 millones para retribuir a sus accionistas

Enel toma el control de Endesa y Acciona recibe 8.218 millones más activos

Enel toma el control de Endesa y Acciona recibe 8.218 millones más activos

Madrid, 20 feb (EFE).- Enel y Acciona pusieron hoy punto y final a su difícil matrimonio con un acuerdo que permitirá a la eléctrica italiana tomar el control de Endesa y a la constructora recibir 11.107 millones de euros: 8.218 millones en efectivo y el resto en activos de energías renovables que suman 2.105 megavatios.

Con este acuerdo, al que sólo falta la firma, prevista para esta noche, Enel aumentará su participación en Endesa hasta el 92 por ciento y Acciona logrará unas plusvalías de 1.840 millones a cambio de su 25 por ciento de la eléctrica española.

El Gobierno subrayó su neutralidad en esta operación, mientras que el PP criticó que Endesa pase a ser controlada por una empresa pública italiana.

Acciona percibirá en total 11.107 millones de euros: 9.600 millones que pagará Enel y 1.500 millones procedentes de los dividendos ordinario y extraordinario que aprobó hoy el Consejo de Administración de Endesa.

Éste es el precio de la opción de compraventa sobre el 25 por ciento de Endesa que las dos partes acordaron en 2007, cuando tomaron el control conjunto de la eléctrica española, y que, en principio, no podía ejercerse hasta marzo de 2010.

Para abordar la operación, que se adelanta en un año a lo acordado, Enel ha suscrito un préstamo de 8.000 millones con un grupo de doce entidades encabezado por Banco Santander, BBVA y Mediobanca, que aportan 1.500 millones cada una.

También están en el grupo las dos grandes cajas españolas: La Caixa y Caja Madrid; el japonés Tokyo-Mitsubishi; los italianos Intesa Sanpaolo y Unicredit; los franceses BNP, Natixis y Calyon; y el británico Royal Bank of Scotland.

Enel deberá devolver en cinco años el 70 por ciento del préstamo -5.600 millones de euros-, mientras que para el 30 por ciento restante (2.400 millones) el plazo se amplía hasta los siete años.

El acuerdo firmado hoy establece que Acciona comprará a Endesa 2.105 megavatios de activos renovables por 2.889 millones.

Estos activos son 1.154 megavatios eólicos en España, 94 megavatios eólicos en Portugal, 682 megavatios de energía hidráulica convencional en Aragón (en las cuencas de los ríos Cinca, Gállego y Aragón) y 175 megavatios de instalaciones minihidráulicas en Aragón y Cantabria.

Por lo tanto, la constructora se quedará finalmente con casi 8.218 millones en efectivo y el resto en activos.

Las entidades encargadas de valorar los activos son JP Morgan, Santander, Mediobanca y Citibank.

Se abre ahora un periodo transitorio de seis meses para lograr los permisos necesarios, ya que la operación debe recibir el visto bueno de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De hecho, el traspaso de las acciones de Endesa a Enel y los pagos correspondientes no se efectuarán hasta que los organismos reguladores hayan autorizado la compra por Acciona de, al menos, el 75 por ciento de los activos renovables pactados.

La CNMV suspendió hoy la cotización de Endesa y Acciona. En ese momento, los títulos de la eléctrica subían el 1,55 por ciento, hasta 24,21 euros, mientras que los de la constructora cedían el 0,18 por ciento, hasta 83,85 euros.

El acuerdo de hoy pone fin a una alianza firmada hace dos años, en marzo de 2007, que permitió a Enel y Acciona tomar el control de Endesa y desplazar al grupo alemán E.ON, que había lanzado una opa sobre la eléctrica española.

Además, culmina una larga pugna por el control de Endesa que se inició en septiembre de 2005 con la opa presentada por Gas Natural y que generó un intenso debate político.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió hoy en que el Ejecutivo es "escrupulosamente neutral" en este caso "siempre y cuando" se respeten los requisitos de los organismos reguladores y se garantice el suministro energético.

Por el contrario, el PP pidió la comparecencia del ministro de Industria, Miguel Sebastián, en el Congreso y planteó una serie de preguntas en las que reclama al Gobierno que explique su actuación en un proceso que ha convertido a Endesa en "una empresa pública italiana".