Pizarro pide a PP no meter a la familia en debate político y Oña dice que su mujer fue contratada en Diputación de Cádiz

"Mi mujer no trabaja en este momento en la Diputación de Cádiz", sentencia Pizarro

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, y la portavoz del grupo popular, Esperanza Oña, protagonizaron hoy ante el Pleno del Parlamento un tenso debate, a raíz de que ésta le trasladara que su mujer fue contratada como alto cargo en la Diputación Provincial de Cádiz, intentado "ocultar el contrato, publicándolo a través del servicio de compras" de la institución. "Es absolutamente falso, mi mujer no trabaja en este momento en la Diputación de Cádiz", sentenció Pizarro, que pidió al PP que no meta en el debate político a la familia y le advirtió de que los socialistas también saben cosas de familiares de miembros del Partido Popular.

Oña comenzó su intervención manifestando que el hecho de que la mujer de Pizarro fuera contratada en la Diputación de Cádiz es un nuevo ejemplo de "sectarismo" y de "privilegio" para los socialistas, que sólo pone de manifiesto un "mal estilo".

De igual manera, Oña demandó a Pizarro que protestara por la actitud del PSOE en la Mancomunidad de municipios de la Costa del Sol, que ha puesto de manifiesto una "aberración democrática", porque, "valiéndose de unos estatutos franquistas", decide expulsar de la misma al 70 por ciento de la población de la zona, en referencia a los representantes del PP. "Los socialistas han confundido la sede del partido con las instituciones", apuntó la portavoz popular, quien señaló que los ciudadanos de municipios gobernados por el PP han sido sometidos a una clara "injusticia" que, a su juicio, "no debe amparar ni observar desde la pasividad" el consejero de Gobernación. No obstante, dudó de que Pizarro vaya a hacer algo al respecto, toda vez que, según expresó, se ha puesto de manifiesto que en su trayectoria política "todo está lleno de arbitrariedad, favoritismo y prebendas", y le insistió en demandar que garantice la "imparcialidad" necesaria en las instituciones.

Acto seguido, Luis Pizarro, muy molesto por las afirmaciones de Oña sobre su mujer, Elena Ruiz, quiso dejar claro que las manifestaciones de la portavoz popular "responden a una falsedad" y dijo que, al afirmar que su esposa está contratada en la Diputación, vuelve a cometer el "mismo error" que en su día cometió cuando habló de un familiar de la ex consejera Evangelina Naranjo contratado en la administración, cuando se demostró que no era así.

"Usted no tiene moral ética ninguna, le da exactamente igual", espetó Pizarro a Oña, a la que acusó también de no creer en la democracia y confió en que rectifique tanto las afirmaciones sobre su esposa como sobre el familiar de Naranjo.

"Nosotros también sabemos cosas de familias del PP, así que tengan cuidado por dónde entran porque donde las dan las toman", dijo Pizarro, quien pidió, "por favor", a los populares que no metan en el debate político a la familia, montando "falsedades y mentiras". A su juicio, con ello sólo persiguen "dañar la imagen de los dirigentes del PSOE, por ese odio y resentimiento profundo que tienen".

Tras este debate entre Luis Pizarro y Esperanza Oña, la diputada del PP Teresa Ruiz-Sillero volvió a retomar el asunto de la esposa del consejero, al trasladarle, en una nueva pregunta, que se intentó "ocultar su nombramiento" como alto cargo de la Diputación de Cádiz publicando el contrato a través del servicio de compras, mientras aludió también a un "arquitecto de apellido Pizarro" que intentó tramitar proyectos con la citada institución, donde, según añadió, trabaja precisamente el padre de la "ministra del aborto", en alusión a Bibiana Aído.

También hizo referencia a la contratación en Cajasol de Leonardo Chaves (uno de los hermanos del ex presidente Manuel Chaves), tras haber salido como director general de la consejería de Turismo y Deporte. Ruiz-Sillero criticó que los socialistas se atrevan a definir a Manuel Chaves como "referente moral", cuando ha dado incluso un "trato de favor a la empresa en la que su hija es apoderada". Según agregó, en ninguna de las diputaciones provinciales, todas gobernadas por el PSOE, se entra en función de los requisitos de mérito, transparencia y capacidad, sino que hay claramente una "política de colocación de familiares". Señaló que Chaves y el PSOE "son únicamente referentes morales de la corrupción y el enchufismo".

A continuación, Luis Pizarro manifestó que existe una consigna del PP desde ayer para "tapar toda la corrupción que atraviesa al Partido Popular de norte a sur y de este a oeste", pretendiendo "utilizar el Parlamento para tapar sus vergüenzas y grandes corrupciones". Según reiteró Pizarro, las acusaciones contra su familia, referidas a su mujer e hijo, son "absolutamente falsas" y sólo responden a "montajes para dañar mi imagen personal". "Jamás en ningún cargo político en el que he estado he utilizado ese cargo en beneficio de nadie de mi familia", sentenció Pizarro, quien indicó que la diputada Ruiz-Sillero no tenía derecho a aprovechar una pregunta ante el pleno sobre diputaciones provinciales "para calumniar a un diputado socialista, solamente porque Javier Arenas tiene que tapar ya la corrupción a la que estaba sometido su partido cuando él era secretario general del PP".