96

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS) SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Marino y Rural (MARM) puntualizó hoy que la empresa Leche Celta y no el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) recurrió la liquidación de la tasa láctea en la campaña 95-96 ante el Tribunal Económico Administrativo, una actuación que afectaba a 674 ganaderos por un importe de 484.000 euros.

Fuentes del departamento que dirige Elena Espinosa informaron a Europa Press, en respuesta a las afirmaciones realizadas hoy por el sindicato Xóvenes Agricultores, de que se trataba de un pago ordinario en concepto de sobrepasamiento de la cuota estatal de producción asignada y negaron que estuviese vinculado a un fraude o denuncia.

Una vez recurrida esa liquidación se suspendió su ejecución, de forma que Leche Celta no tuvo que abonar esa cuantía en el momento en que se la exigió el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Al obtener un fallo desfavorable en el Tribunal Económico Administrativo, la firma, hoy propiedad de la compañía lusa Lactogal, recurrió ante la Audiencia Nacional y, una vez más, ante el Tribunal Supremo, que en junio de 2008 emitió una sentencia contraria a la empresa.

Así, el Tribunal Económico Administrativo remitió el mes pasado el fallo al MARM, que, a su vez, lo trasladó a Leche Celta, quien, además de la liquidación de la tasa de la campaña 95-96, tendrá que hacer frente a 350.000 euros de intereses, de acuerdo con la Ley General Tributaria.

Las mismas fuentes señalaron que la mayoría de las grandes industrias lecheras recurrieron y perdieron la liquidación de esta tasa en el mismo periodo. Las empresas trasladan a los ganaderos el importe de esta multa, dado que, aunque es el comprador de la materia prima el que ha de ingresarla al FEGA, es el productor lácteo quien debe asumirla.