(Amp.) Ganaderos bloquean durante dos horas Mercagalicia para protestar contra importación de leche

Piden a los consumidores que no compren leche en establecimientos que hacen 'dumping'

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 (EUROPA PRESS)

Un centenar de ganaderos bloquearon hoy durante casi dos horas la entrada de Mercagalicia, donde se encuentra el centro de logística de supermercados DIA, para denunciar las prácticas de 'dumping' --vender la leche por debajo de los costes de producción españoles-- de las grandes cadenas de distribución y la importación de leche, especialmente de Francia y Portugal. Los productores reclamaron, además, garantías de recogida de su materia prima.

La protesta, que se inició sobre las 11.30 horas en el polígono industrial del Tambre en Santiago de Compostela y concluyó a las 13.45 horas, impidió la entrada y salida de varios camiones del recinto.

Finalmente, fue necesaria la intervención de más de 20 agentes antidisturbios para desalojar a productores lácteos, delegados sindicales y responsables de cooperativas agrarias del lugar. Los efectivos de la Policía Nacional explicaron a los presentes que ese tiempo se registraron 25 quejas de empresas afectadas.

Representantes de los sindicatos agrarios --Unións Agrarias, Xovenes Agricultores y Sindicato Labrego Galego-- y de la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca), pidieron a los consumidores que no adquieran leche en establecimientos como los de DÍA, que, como aseguró el gerente de Agaca, Higinio Mougán, importa 2 millones diarios de litros de leche envasada que vende por debajo de los costes de producción de un ganadero español.

"Nos están vendiendo leche envasada a muy bajo precio, sobrantes de ellos --industrias lácteas francesas--, que están hundiendo el mercado español", aseveró, tras recordar que desde ayer 1.700 ganaderos gallegos que producen entre 300.000 y 400.000 litros diarios no tienen quién les adquiera su materia prima.

Su única salida, como apuntó, es "destruir" esa leche, es decir, venderla para su transformación en polvo a 16 céntimos el litro, cuando una industria paga en la actualidad unos 26 céntimos de media por litro y el coste de producción de un litro cuesta al ganadero unos 30 céntimos, aseguró Mougán.

Precisamente, responsables de las ocho cooperativas lácteas a las que les han cancelado los pedidos de leche o se los han reducido estaban presentes en la protesta de hoy, que, como informaron los portavoces sindicales, será una de las muchas acciones previstas hasta la gran manifestación convocada el día 16 en Madrid.

"GALICIA NO ENCAJA EN LA RECOGIDA DE PASCUAL"

El gerente de Melisanto, una de las ocho cooperativas afectadas por el abandono de la recogida, Ventura Blanco, denunció hoy de nuevo un doble incumplimiento por parte de Leche Pascual, empresa que, como aseguró, había firmado un contrato en el que se comprometía a adquirir su materia prima entre septiembre de 2007 y agosto de este año.

"Hace ocho meses redujeron al 50 por ciento su volumen de recogida", señaló, tras recordar que desde hace 14 años Melisanto vendía unos 30 millones de litros anuales --algo más de dos millones de litros al mes-- su leche a esta empresa.

"El 30 de enero nos avisaron de que desde el 1 de abril no recogerían ni un sólo litro", agregó, para añadir que ahora Pascual les propone "gestionar" la transformación de ese volumen de leche para su transformación en polvo "a precio de intervención de mercado", es decir, 16 céntimos el litro, como señaló. No obstante consideró que para esa alternativa no precisan la intermediación de la empresa, sino que puede hacerlo directamente la cooperativa.

"Se comprometieron ante el consejo rector de no dejar la recogida hasta que la leche estuviera colocada en otra industria a precio de mercado", insistió. El gerente de Melisanto aseguró que Pascual les ha transmitido que "estructuralmente, Galicia no encaja en su recogida", una circunstancia que se evidencia en su planta de producción en Outeiro de Rei (Lugo), de la que afirmó que "está a media vela".

Cuestionado sobre el posible cierre de la factoría ubicada en Lugo, Blanco indicó que "hay claros indicios" que así lo apuntan y, entre otros, el funcionamiento de uno solo de los dos turnos de producción de la planta. "En cambio, su planta de Cataluña está al máximo", señaló, en referencia a la actividad importadora de materia prima de Francia. "Pascual ya no recoge a ninguna cooperativa --en Galicia--, nosotros fuimos la última", agregó.

Blanco explicó que la caída de ventas de Pascual, "que movía 710 millones de litros en España y ahora ha pasado a 580 millones de litros", y la pérdida de cuota de mercado frente a la marca blanca o de distribución han motivado que este grupo pasara de recoger en marzo 18 millones de litros en Galicia a los 9 millones de este mes.

"PRECIOS EXCESIVAMENTE BAJOS"

El presidente de otra de las cooperativas afectadas, ICOS, Javier Taboada, expuso que los precios actuales son "excesivamente bajos" y "no cubren los costes de producción de los ganaderos". A esa situación se suma, como indicó, la "incertidumbre de no tener garantizada la venta".

Esta entidad, que cuenta con 600 socios, de los que 400 producen leche, se vio afectada ya el año pasado por el abandono de Puleva y, en la actualidad, ha acusado una disminución del 30 por ciento del volumen de recogida de las distintas empresas lácteas a las que venden su materia prima. "Es un hecho sin precedentes en Galicia, antes cuando una empresa disminuía la recogida, otra cogía ese hueco", afirmó.

Taboada también cuestionó que la leche que hoy se está convirtiendo en polvo vaya a dirigirse en su totalidad a la intervención pública, un mecanismo por el que la Administración central absorbe los excedentes de producción de leche en polvo y mantequilla. El presidente de ICOS ironizó con la posibilidad de que un país deficitario en lácteos deba recurrir a esta alternativa de retirada de excedentes.

SIN ALTERNATIVAS DE MOMENTO

El secretario xeral de Xóvenes Agricultores (XX.AA.), Francisco Bello, aseguró que hay "muchos frentes abiertos" para tratar de "colocar" a otros posibles compradores la leche que han dejado de recoger varias empresas lecheras. Su organización está manteniendo contacto con la Administración a fin de buscar una salida.

En la misma línea, el responsable de acción sindical de Unións Agrarias, Xabier Iglesias, reconoció estar "teniendo conversaciones" para lograr que esos productores lácteos puedan reestablecer la venta de su leche, aunque advirtió e que es "tremendamente complicado".

Por ello, urgió la puesta en marcha de un "plan excepcional" para una "situación excepcional" o, de lo contrario, si se prolonga esta coyuntura más de esos 1.700 ganaderos estarán "avocados" al cierre de sus explotaciones.

Su homóloga del Sindicato Labrego Galego (SLG), Carme Freire, alertó de que existe un "riesgo grave de desaparición de industrias lácteas", circunstancia por la que justificó que sus protestas no se centren en las empresas del sector.

"Todas las industrias están afectadas por la misma política de las multinacionales de la distribución, que les imponen el precio al que deben comprar el producto e incluso los periodos de pago", afirmó, para agregar que ahora las empresas trasladan esa situación al ganadero.