Carniceros y charcuteros aragoneses conocen la Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega

ZARAGOZA, 19 (EUROPA PRESS)

Asociados pertenecientes al Gremio Provincial de Empresarios Carniceros y Charcuteros de Zaragoza, mayoristas de carne de vacuno de Aragón y empresarios del sector de la hostelería asisten hoy y mañana a las presentaciones de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternera Gallega, que tienen lugar en Zaragoza. Se trata de la presentación de la carne de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que han superado favorablemente el programa de control integral.

Ternera Gallega estará presente en la capital aragonesa en estas dos jornadas con el fin de dar a conocer de primera mano a los profesionales de la carne de Aragón las cualidades y características de su carne.

Para ello se desarrollarán encuentros comerciales en los que participaran industrias inscritas en la IGP, concretamente Carcosa, Fricosa y Novafrigsa. También se realizarán sesiones técnicas para informar sobre el control y la trazabilidad de la carne amparada por la Denominación, así como sobre las actividades promocionales, el uso de su imagen corporativa y los convenios de colaboración con los establecimientos de venta.

La presentación de la IGP Ternera Gallega en Zaragoza atiende al proceso de crecimiento que experimentó la Denominación durante los últimos años. De hecho, el número de ganaderías inscritas se incrementó hasta alcanzar las 6.725 explotaciones. Entre todas ellas, se identificaron alrededor de los 110.000 terneros y se certificaron 78.000 canales, lo que supuso casi 17.000 toneladas de carne comercializada bajo el amparo de la IGP.

Estos datos demuestran que la IGP Ternera Gallega es el mayor referente en la comercialización de carne de vacuno de calidad en España, habiéndose consolidado en el mercado nacional y superando los 1.000 establecimientos con su imagen corporativa.

Atendiendo a las estrictas normas de calidad que debe superar la carne de Ternera Gallega, durante el año 2008 se realizaron más de 19.500 inspecciones, casi 5.500 análisis y más de 1.300 pruebas de ADN. Todo, porque el control a que se somete la carne de Ternera Gallega abarca desde el nacimiento de los terneros, su crianza, alimentación y cuidados sanitarios, hasta su sacrificio y presentación de la carne en los puntos de venta.

La carne amparada por la IGP Ternera Gallega presenta unas características de terneza y jugosidad excepcionales, al proceder de terneros sacrificados antes de los 10 meses de vida, procedentes de la raza Rubia Gallega y sus cruces.

La excelente calidad de la carne se debe a la alimentación tradicional basada en la leche materna, forrajes y concentrados autorizados por el Consejo Regulador y de origen exclusivamente vegetal.

Además, los sistemas de producción se desarrollan en explotaciones pertenecientes a ganaderos gallegos, de carácter familiar y con mano de obra propia, que favorecen el correcto cuidado de los terneros durante su nacimiento, crianza y cebo, hasta llegar al mercado amparados por Ternera Gallega.