COAG denuncia la muerte de reses en Cangas de Narcea por el ataque de lobos y pide medidas urgentes

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

El sindicato COAG denunció hoy la muerte de reses en Cangas de Narcea por el ataque de lobos. Según informó el secretario general de COAG-Asturias, Oscar Sirgo, desde hace unas semanas los ataques de los lobos y los osos han sembrado una "grave preocupación" entre los ganaderos de la zona de Trones en Cangas del Narcea, concretamente en los pastizales del pueblo y de las zonas arboladas, supuesto refugio de los cánidos.

Un ganadero de Trones avisó hoy a la Guardia Civil para que levante acta de los hechos. Este mismo ganadero ya ha sufrido otras pérdidas de ganado. En opinión del sindicato, esta situación "demuestra que las medidas propuestas por la Administración y los grupos ecologistas de regalar mastines a los ganaderos no siempre son la solución importante".

COAG-Asturias exige con la máxima celeridad el establecimiento de los controles necesarios para evitar que se sigan produciendo daños a un sector, como es el de la carne, sumido en una profunda crisis por los bajos precios y por el alza de las materias primas.

Además espera que se apliquen las medidas de indemnización previstas en la legislación vigente a fin de paliar, las pérdidas sufridas y que el ganadero no tenga que esperar un año para cobrar los daños como viene ocurriendo en este momento.

A juicio de COAG-Asturias, dos factores han provocado este repunte de los ataques, por un lado las fuertes medidas proteccionistas desarrolladas por la Administración regional y por otro la presión de determinados grupos ecologistas.

Ante esta situación COAG-Asturias exige la puesta en marcha de medidas concretas que pasarían por un control riguroso sobre las especies silvestres en especial el lobo, la gestión rápida y eficaz de las indemnizaciones que alcance en su justa medida a los animales con carta genealógica.

En los próximos días COAG-Asturias mantendrá reuniones con los ganaderos de las zonas afectadas para conocer a fondo el problema y no se descarta la convocatoria de movilizaciones si no se arbitran soluciones rápidas y efectivas.