Diputación inaugura el centro de recría de novillas para vacuno de leche de Altzola en Aia (Gipuzkoa)

Las instalaciones, con un coste de 900.000 euros, disponen de cuadra proyectada para evitar problemas medioambientales y nueva maquinaria

SAN SEBASTIAN, 25 (EUROPA PRESS)

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, inauguró hoy las instalaciones del centro de recría de novillas para vacuno de leche de la localidad guipuzcoana de Antzola en Aia cuya reforma ha supuesto una inversión de 900.000 euros, de los cuales 725.000 corresponden a una cuadra proyectada para evitar problemas medioambientales.

Olano, acompañado del diputado foral de Desarrollo del Medio Rural, Rafael Uribarren, y del director foral de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Carlos Zuloaga, visitó hoy esta explotación, propiedad de la institución foral y que se gestiona a través de Altzola Bigantxategi Elkartea. El centro cuenta con una extensión aproximada de 484 hectáreas, de las cuales 184 son de bosque y arbolado, mientras que el resto son aptas para la explotación ganadera.

El diputado general destacó que la renovación de estas instalaciones ha supuesto una inversión total de 900.000 euros, destacando por su importe, 725.000 euros, la nueva cuadra de ganado proyectada para evitar problemas medioambientales.

Además, apuntó que dado que el sector primario no es ajeno a la evolución de los tiempos, la Diputación consciente de ello renovó en 2007 el convenio de colaboración existente con la Cooperativa Altzolako Bigantxategi Elkartea ABE y adquirió el compromiso de la realización de reformas de las instalaciones ya que las existentes desde su inicio habían quedado "obsoletas".

En este sentido, concretó que las reformas realizadas han consistido en la remodelación de la cuadra de Arriarte; la eliminación de los tres antiguos pabellones que albergaban el ganado; la construcción de una nueva y funcional cuadra con un lazareto (instalación donde se tratan enfermedades infecciosas) y la adquisición de nueva maquinaria.

TRANSFORMACION

Olano recordó que a principios de los 80 el sector ganadero experimento una transformación estructural, con un "déficit de animales debido a la incidencia de las campañas de saneamiento y la necesidad de una mejora genética sin las dependencias exteriores que habían caracterizado hasta ese momento a la ganadería guipuzcoana".

Según explicó, fue en esta década cuando se constituyó la Altzolako Bigantxategi Elkarte formada por las asociaciones de ganaderos de Gipuzkoa, la Cámara Agraria, la Cooperativa Gurelesa, la Cooperativa Lurgintza, la Escuela Rural Zabalegi (Kutxa) y la Cooperativa Lana con la finalidad de fomentar el sector agroganadero en Gipuzkoa, especialmente el del ganado selecto para autoabastecimiento de las fases de reposición y de los déficits ocasionados por las campañas de saneamiento.

La Diputación Foral de Gipuzkoa y ABE tienen suscrito desde 1986 un convenio de colaboración para la utilización de los terrenos y las instalaciones de la finca Altzola.

Olano destacó que durante estos más de 20 años de colaboración se ha trabajado para fomentar la producción de ganado "selecto", fundamentalmente de raza frisona, reponiendo las necesidades de la cabaña e incentivando la inscripción en los libros genealógicos de la raza y el autoabastecimiento.

Por su parte Uribarren explicó que entre las competencias de la Diputación figuran las de "mejora y control" de los medios de producción ganadera y prevención de las enfermedades y saneamiento de la cabaña, así como las de "promoción y mejora de los medios de producción y la calidad de vida" de los agricultores introduciendo nuevas tecnologías.

Finalmente, el diputado foral subrayó que a pesar de que en el PIB y en las cifras macroeconómicas la agricultura no tenga un gran peso, hay que tener en cuenta que este sector gestiona "un 80 por ciento de Gipuzkoa".