El Gobierno de Brasil está preocupado por los bajos precios de la leche argentina

  • Brasilia, 7 abr (EFE).- El Gobierno brasileño está preocupado por los "bajísimos" precios de la leche de Argentina y rechaza convertirse en el "depósito del exceso de leche" del país vecino, dijo hoy el ministro de Agricultura, Reinhold Stephanes.

El Gobierno de Brasil está preocupado por los bajos precios de la leche argentina

El Gobierno de Brasil está preocupado por los bajos precios de la leche argentina

Brasilia, 7 abr (EFE).- El Gobierno brasileño está preocupado por los "bajísimos" precios de la leche de Argentina y rechaza convertirse en el "depósito del exceso de leche" del país vecino, dijo hoy el ministro de Agricultura, Reinhold Stephanes.

"Argentina está empujando la leche a precios bajísimos en el mercado brasileño. No estamos a favor del proteccionismo, pero las exportaciones de un país no pueden salirse de los patrones en período de crisis", advirtió Stephanes, según la estatal Agencia Brasil.

El ministro dijo que es importante mantener las importaciones en niveles que no perjudiquen a los productores brasileños y recordó que el año pasado, Brasil produjo un exceso de leche y los productores tuvieron dificultades para comercializar sus productos.

En febrero, la Confederación Nacional de Agricultura (CNA), la mayor patronal del ramo, presentó una protesta ante el Gobierno por el fuerte aumento de las importaciones de productos lácteos desde Argentina.

La CNA denunció que Argentina vendía lácteos procedentes de la Unión Europea (UE), beneficiadas por subsidios de ese bloque comercial que le permitían ofrecer un precio inferior al que se paga en Brasil a los productores.

En 2008, las adquisiciones de leche argentina crecieron a tasas del 40 por ciento, según cifras oficiales brasileñas.

En los dos primeros meses de este año, las importaciones de este producto se ha triplicado con respecto al año anterior, lo que la CNA considera que está relacionado con los supuestos subsidios a los lácteos argentinos.

A raíz de estos datos, el gremio brasileño de lecheros le ha pedido a su Gobierno que aplique medidas restrictivas contra la competencia desleal de sus socios comerciales, además de un aumento de las tasas de importación para los países ajenos al Mercosur.