Federación de Caza de C-LM Y APROCA rechazan la aplicación de las actuales tasas veterinarias en monterías sociales

TOLEDO, 16 (EUROPA PRESS) La Federación de Caza de Castilla-La Mancha y APROCA han mostrado su rechazo a la aplicación de las actuales tasas veterinarias que tienen que pagar los cotos sociales de caza y los organizadores de cacerías para autoconsumo a raíz de la aprobación del reciente Decreto sobre inspección sanitaria de piezas de caza silvestre destinadas a la comercialización. Este malestar se lo han hecho llegar al presidente del colegio de veterinarios de Castilla-La Mancha, Luis Alberto García, durante una reunión que han mantenido recientemente con él, representantes de estas dos entidades para analizar la situación del sector y aquellos aspectos que les preocupan, según ha informado en nota de prensa APROCA. En esta reunión han puesto de manifiesto que el convenio firmado entre la Consejería de Sanidad y el Colegio Oficial de Veterinarios de Castilla-La Mancha al inicio de esta temporada cinegética, obliga a todos los cotos de la región a efectuar un pago de 310,30 euros al mes en concepto de servicio del veterinario colaborador que inspecciona las canales de las cacerías. Este pago ha supuesto un incremento de más de un 200 por ciento con respecto a campañas anteriores, lo que no puede ser soportado por muchos de los cotos de caza que tienen un perfil social y cuya organización de monterías no tiene como objeto la comercialización de las piezas de caza y sí el autoconsumo. Por este motivo, consideran que es importante que se lleve a cabo una revisión del citado convenio, de tal forma, que para determinadas modalidades cinegéticas como recechos, aguardos, caza en mano de jabalí, ganchos y batidas de autoconsumo, dicha medida no sea aplicada. Los representantes de cazadores y propietarios cinegéticos han pedido al presidente del colegio de veterinarios de Castilla-La Mancha que el pago de estas tasas se efectúe en función de los resultados de la montería, tal y como se venía realizando hasta ahora. Además, el presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha significado que en el caso de la provincia de Cuenca, la situación es especialmente desfavorable a los cotos sociales de caza a la hora de organizar las cacerías en mano de jabalí. Por otro lado, el sector ha presentado al presidente del colegio de veterinarios de Castilla-La Mancha su propuesta de realizar una "Guía Sanitaria para el Cazador", que tendría como objeto saber qué hacer en casos de autoconsumo de carne de caza y sensibilizar acerca de la labor que ejerce el veterinario.