Ganaderos radicalizarán las protestas si el Gobierno no tiene un plan para el sector lácteo la próxima semana

ORDES (A CORUÑA), 8 (EUROPA PRESS)

Unas 2.500 personas, según fuentes de la organización, y medio millar, según la Policía Local, exigieron hoy en Ordes (A Coruña) una "solución inmediata" a la crisis que atraviesa el sector lácteo en la movilización central de las convocadas en las cabeceras de 14 comarcas gallegas. Además, amenazaron con radicalizar las protestas si la próxima semana la Xunta y el Gobierno central no presentan un "paquete de medidas urgentes".

Responsables de los tres sindicatos agrarios --Unións Agrarias (UU.AA.), Xóvenes Agricultores (XX.AA.) y Sindicato Labrego Galego (SLG)-- y la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca) amenazaron con "endurecer" y radicalizar sus protestas si los gobiernos central y gallego no presentan un plan de choque la próxima semana que "garantice la recogida de leche a precios de mercado".

"Las explotaciones gallegas son competitivas. El sector lácteo tiene futuro", defendieron los representantes de las cuatro organizaciones, que calificaron las protestas de "grito de la sociedad rural", en forma de "clamor popular", contra la "pasividad de las administraciones".

Precisamente, uno de los carteles más grandes que portaban los manifestantes recogía una caricatura de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, en la que se leía: 'Lácteos Espino.S.A. Producto importado. Al servicio de la distribución".

REGLAS DE JUEGO "TRANSPARENTES"

"O hay una respuesta inmediata de los gobiernos o cientos de explotaciones no van a tener posibilidades de plantearse un futuro para después de septiembre", advirtió el secretario xeral de UU.AA., Roberto García, quien aclaró que los ganaderos no piden subvenciones, sino "unas reglas de juego transparentes".

Las cuatro organizaciones demandaron una vez más a los gobiernos un "freno" a la "inundación" de leche importada y de las prácticas de 'dumping' que atribuyen a la distribución, de la que recordaron que no vende un brick de leche en Francia a menos de 72 céntimos de euro.

"Aquí vendemos la leche a 20 o 30 céntimos más barata, ¿adónde queremos llegar?", se preguntó el gerente de Agaca, Higinio Mougán, para considerar que, después de varios meses --Roberto García los cifró en seis-- cobrando por debajo de los costes de producción --32 céntimos por litro--, los ganaderos y las granjas gallegas conforman un sector lácteo "tremendamente competitivo".

Las organizaciones advirtieron de que unos 50.000 empleos dependen de la actividad del sector lácteo, que, como incidieron, contribuye a la vertebración social de las localidades situadas en el entorno rural de la comunidad. El secretario xeral de Xóvenes Agricultores estimó que, en los últimos 12 meses núcleos, como Ordes o las 14 cabeceras de comarca en las que se celebraron hoy concentraciones están dejando de ingresar más de 960.000 euros diarios, con el consecuente impacto sobre las economías locales.

SOLUCIONES O TRACTORADA

"No nos valen nuevamente sus peleas --entre el Gobierno central y Xunta-- sobre quién tiene más culpa, sino saber qué están dispuestos a hacer cada uno dentro de sus competencias para resolver el problema", aseveró García (UU.AA.), quien consideró que, de lo contrario, las organizaciones se verán "obligadas" a "tomar otro tipo de decisiones contundentes".

Por ello, confió en las reuniones que mantendrán, este lunes, los sindicatos agrarios y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y la ministra con los responsables agrarios de las comunidades autónomas tengan como resultado el impulso "de modo inmediato" de un "plan de choque".

"Veremos si el presidente gallego tiene lo que hay que tener para reclamarle a la ministra medidas que eviten que las explotaciones tengan que cerrar", manifestó Freire (SLG) en su intervención ante los participantes en la concentración.

"Esto no se arregla con abrir un poco la mano y ampliar el plazo de la intervención pública --compra de leche en polvo o mantequilla por parte del Estado para liberar el mercado de excedentes--", insistió, para recordar que la leche que se destina a polvo se paga a 16 céntimos al ganadero. "La ruina", --agregó--, "no puede seguir diciéndonos --Elena Espinosa-- que sigamos vendiendo la leche a 16 céntimos".

"La ministra claudicó ante la distribución", acusó Bello, que criticó que, mientras en sectores como la automoción "se dan 100 millones de euros para salvar empleos", en el de la producción láctea no se conceda "ni una reunión". Así solicitó la ayuda del presidente gallego, a quien recordó que el sector "está en agonía".

Por su parte, Mougán lamentó que el deterioro de la situación acabe radicalizando las protestas, al considerar que no beneficiará al sector. Pese a aguardar soluciones antes, las cuatro organizaciones recordaron que el próximo día 26 realizarán una tractorada en Santiago.

SOLIDARIDAD

Comercios, cafeterías y otros establecimientos comerciales de Ordes y las otras 13 localidades en las que se celebraron concentraciones cerraron hoy sus puertas en solidaridad con los productores lácteos, según constató la Policía Local. Las organizaciones convocantes estimaron que unas 50.000 personas participaron en las concentraciones que se celebraron desde el mediodía en otras 13 localidades de Galicia.

A la protesta en la localidad coruñesa de Ordes asistieron alcaldes de municipios de la comarca, los secretarios generales de UGT y CC.OO. en Galicia, José Antonio Gómez y Xosé Manuel Sánchez Aguión, respectivamente, y el secretario de Organización del PSdeG, Pablo García.

La de Ordes y Vilalba (Lugo) fueron las marchas más numerosas de las 14 realizadas hoy. En concreto se celebraron en las localidades lucenses de Ribadeo (A Mariña), Meira (Meira), Vilalba (Terra Chá), Sarria (Sarria - Lemos), Chantada (Chantada) y Palas de Rei (A Ulloa); en las coruñesas de Arzúa (Arzúa), Betanzos (Betanzos), Melide (Terra de Melide), Ordes (Ordes), Santa Comba (Xallas) y Vimianzo (Terra de Soneira); mientras que en Pontevedra, los actos se desarrollaron en A Estrada (Tabeirós-Terra de Montes) y Lalín (Deza).