Ganaderos Unidos expone a los grupos parlamentarios la crisis que atraviesa el sector tras una manifestación por Oviedo

El colectivo considera que los sindicatos agrarios se han convertido en estructuras parasitarias de dudosa representatividad OVIEDO, 27 (EUROPA PRESS) La asociación Ganaderos Unidos protagonizó hoy una numerosa manifestación, con unos setecientos ganaderos participantes, por la calle Uría de Oviedo. La movilización acabó con una concentración frente al parlamento asturiano donde los manifestantes simularon un funeral por "la ganadería asturiana que esta al borde de la desaparición". Allí, la junta directiva del colectivo logró reunirse con los portavoces de los tres grupos parlamentarios. La movilización partió de la estación de Renfe de Oviedo y con la misma el colectivo pretendía mostrar a la ciudadanía la "verdadera situación de crisis por la que atraviesa el campo asturiano", recordando además que se trata de un grupo laboral de más de diez mil trabajadores que "carecen de derecho, a los que se les está descapitalizando y que además son absolutamente imprescindibles para mantener la fisonomía e imagen de Asturias". Este colectivo se ha creado al margen de cualquier sindicato agrario, porque según aseguran "las organizaciones sindicales agrarias se han convertido en estructuras parasitarias de dudosa representatividad" y, aunque no cuestionan su legalidad si cuestionan su legitimidad para hablar en nombre del sector. "Manifestamos nuestros total desencanto con las organizaciones sindicales agrarias que operan en asturias y que carecen de contacto personal y físico con el propio campesinado porque se han acomodado a la vida placentera de despachos con moquetas", destaca el colectivo en un documento entregado a los miembros parlamentarios. Desde el colectivo Ganaderos Unidos piden al propio sector que no caiga en el desánimos, porque están convencidos de que sólo juntos podrán hacer frente a la situación y mostrar su capacidad de supervivencia. "Debemos evitar que nos sigan utilizando como meros electores, como figurantes de una reserva folclórica para exhibir en fiestas y concursos locales y para reportajes publicitarios de la TPA", añadieron. Por todo ello reclamaron cambios en las políticas actuales, la necesidad de llevar a cabo un estricto control de la leche importada de terceros países; la instauración de un marco jurídico legal mediante un contrato homologado; las garantías para el cumplimiento de la ley de libre competencia; el control de los márgenes comerciales de la leche o la instauración de ayudas económicas a las explotaciones ganaderas. "En definitiva queremos sanear un sector que está claramente reprimido por la falta de proyectos y por la ausencia de políticas claras", concluyó el colectivo.