Irujo (EA) propone que la UE ayude a países como México en la lucha contra la peste porcina

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

El eurodiputado de Eusko Alkartasuna, Mikel Irujo, solicitó hoy que la Unión Europea ayude e introduzca políticas de lucha contra la peste porcina para luchar contra esta enfermedad fuera de las fronteras del continente europeo.

En un comunicado, recordó en el año 2001 la UE aprobó la Directiva 2001/89/CE, relativa a medidas comunitarias de lucha contra la peste porcina clásica al objeto de garantizar "la suficiente preparación a fin de tratar de forma eficaz las situaciones de urgencia y debería aplicarse en otros países, como México, ya que la UE cuenta con unos instrumentos rigurosos de defensa contra la misma, pero no ha previsto ningún medio ni instrumento para luchar contra esta enfermedad fuera de las fronteras europeas".

En este sentido, Irujo defendió ante la Comisión Europea la necesidad de que dichas políticas de lucha contra la peste porcina se introduzcan en los acuerdos de Asociación que la UE tiene firmados con la práctica totalidad de países de nuestro planeta. También pidió que comience a trabajar con un borrador de presupuesto.

El europarlamentario de EA remarcó que la protección de los consumidores y la salud es "uno de los pilares básicos sobre los que descansa la UE" y subrayó que, "en un mundo globalizado, las políticas tienen que tender a ser extrafronterizas".

DIRECTIVA 2001

La Directiva del 2001 establece que los estados miembros deben establecer planes de intervención que indiquen las necesidades de vacunas en caso de contaminación y las regiones con densidad elevada de población porcina. También velarán por que, en caso de aparición de la epizootia, puedan crearse rápidamente un centro nacional y centros locales de lucha contra esta enfermedad. Además, se prohíbe la alimentación de cerdos con desperdicios de cocina ya que puede entrañar un peligro de propagación de la enfermedad.

Además, en caso de sospecha o presencia de la peste porcina en su territorio, el Estado miembro afectado lo notificará obligatoria e inmediatamente a la autoridad competente. También informará a la Comisión y a los demás Estados miembros sobre todos los casos confirmados. La autoridad competente deberá entonces poner en marcha con carácter inmediato los medios de investigación oficiales de conformidad con los procedimientos que establece el manual de diagnóstico.

Este manual garantiza la uniformidad de los métodos de diagnóstico. En cada Estado miembro, un laboratorio, aprobado por la autoridad competente, coordina las normas y los métodos de diagnóstico. Por último, la Comisión podrá enviar expertos para realizar controles in situ en los Estados miembros que garanticen la aplicación uniforme de la presente Directiva.

Irujo destacó que la Directiva establece unos criterios "muy rigurosos para el control, o en su caso, la extinción de un posible brote de peste porcina en algún Estado miembro, pero ni existe ninguna referencia ni protocolo sobre un brote en otro continente, como es el caso ahora".