La cabaña ganadera murciana da empleo a 17.500 personas y factura 800 millones de euros al año

(Rogamos que sustituyan la anterior información sobre el mismo tema por esta otra por un error en el titular y primer párrafo. Disculpen las molestias).

La Región de Murcia sigue siendo, por quinto año consecutivo, zona libre a la enfermedad de la Lengua Azul

MURCIA, 23 (EUROPA PRESS)

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, hizo balance hoy, en rueda de prensa, de la situación de la cabaña ganadera regional, formada por 6.671 ganaderías, que genera más de 17.500 puestos de trabajo directos y factura un total de 800 millones de euros anuales.

Y es que, según explicó Cerdá, dada la importancia social y económica que tiene este sector, la política del Gobierno regional está encaminada a aumentar la productividad a través de una mejora en la seguridad alimentaria, con la erradicación de posibles enfermedades, y la obtención de productos de calidad.

De este modo, el consejero presentó los datos anuales de los 26 programas sanitarios implantados en la Región y que se distribuyen entre el ganado porcino, cuatro programas para enfermedades como Aujeszky, PPC, PPA y EVP; ovino/caprino, tres programas (Lengua Azul, Brucelosis y Scrapie); caprino, tres programas (Tuberculosis, Scrapie, CAEV); carne de vacuno, tres programas (Tuberculosis, EET, Lengua Azul); y leche de vacuno, cinco programas (Brucelosis, Tuberculosis, Leucosis, EET, Lengua Azul).

Asimismo, avicultura puesta, dos programas (Salmonelosis Zoonóticas, Gripe Aviar); avicultura carne, dos programas (Salmonelosis Zoonóticas); cunicultura, dos programas (Mixomatosis, Enfermedad Hemorrágica Vírica); caballos, un programa (anemia vírica equina); y en apicultura, un programa de Varroasis.

En este sentido, Cerdá agradeció la colaboración con el sector y las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSg), un total de 46 agrupaciones que engloban a 4.147 explotaciones de la Región de Murcia y que, el pasado año, recibieron una subvención de 2,9 millones de euros de la Comunidad Autónoma. Asimismo, el Laboratorio Agrario y de Sanidad Animal (Laysa) ejecutó el pasado año todos los controles sanitarios, con una inversión de 1,1 millones de euros.

El consejero destacó también el Sistema de Trazabilidad Animal (Sitran) que llevó a cabo en 2008 el Registro y Control del Movimiento Ganadero (REMO), el Registro y Control Individual de Identificación Animal (RIIA), el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA), así como un mapa ganadero regional. Para todo ello, la Consejería invirtió 435.000 euros.

Respecto a los programas de seguridad alimentaria, con una inversión de 706.000 euros, Cerdá explicó que las acciones emprendidas en este área se encaminaron al control y registro de la alimentación animal, la calidad higiénica de la leche, los medicamentos veterinarios, los Subproductos de Animales No Destinados a Consumo Humano (gestión de recogida, transporte y destrucción de cadáveres por erradicación de enfermedades), así como el Plan Regional de Investigación de Residuos en Piensos (PNIR).

"CINCO AÑOS CONSECUTIVOS SIN LENGUA AZUL"

Por otro lado, el consejero hizo balance del grado de incidencia de las distintas enfermedades que afectan al sector ganadero, al tiempo que destacó que, "por quinto año consecutivo, la Región está libre de la enfermedad de la Lengua Azul".

De este modo, Murcia continuó siendo pasado año zona libre a la enfermedad de las variantes S-1, S-2 y S-3. El gasto total en este ámbito fue de 424.125 euros en vacunación y 124.459 euros en indemnizaciones por sacrificio.

En este sentido, la enfermedad con mayor grado de incidencia fue la tuberculosis caprina, que afectó a 83 de las 536 exportaciones (15,50 por ciento) y a 4.441 de 132.752 animales (3,35 por ciento). El gasto en indemnizaciones por sacrificio de animales fue de 328.968 euros.

La incidencia de la tuberculosis en vacuno de leche fue mucho menor, con sólo dos explotaciones afectadas de las 39 existentes (5,13 por ciento) y ocho animales enfermos de los 8.380 (0,10 por ciento). Así, el gasto en indemnizaciones por sacrificio ascendió a 2.766 euros.

Por otra parte, la tuberculosis en vacuno de carne sólo afectó a seis de las 357 explotaciones (1,6 por ciento) y a 25 de los 42.061 animales (O,O4 por ciento). En este área, la indemnizaciones por sacrificio en animales de lidia fue de 180.078 euros, mientras que no se produjeron indemnizaciones por sacrificio en animales de cebo.

Otras de las enfermedades tratadas fue la brucelosis de ovino-caprino, que afectó a 61 de las 2.401 explotaciones (2,5 por ciento) y a 1.274 de los 577.826 animales (0,22 por ciento). El gasto de las indemnizaciones por sacrificio fue de 63.017 euros.

En lo que respecta a la enfermedad de Aujeszky del ganado porcino, Cerdá explicó que afectó a cuatro de las 699 explotaciones (0,6 por ciento) y a 118 de los 30.072 animales (0,4 por ciento). Asimismo, destacó el descenso experimentado de esta enfermedad en la Región de Murcia, ya que se pasó de una incidencia del 70,6 por ciento en explotaciones y 21,5 por ciento en animales del 2007, al 0,6 y 0,4 por ciento, respectivamente, de 2008.