La cooperativa Mosaga instalará en Cantabria 15 máquinas de venta directa de leche al consumidor

Etiquetas

Los responsables de la cooperativa estiman producir tres millones de kilos de leche

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

La cooperativa cántabra Mosaga-Río Miera-Valle Aras instalará un total de 15 máquinas de venta directa al consumidor de leche pasteurizada con el objetivo de "recuperar el sabor tradicional" de la leche y ahorrar intermediarios en el proceso de distribución del productor al comprador final.

Se trata del resultado de los proyectos Synapsis I y II, desarrollados por Mosaga, que aporta más del 50% del coste total de los 400.000 euros, en una iniciativa que cuenta con el apoyo de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria.

La localidad de Laredo acogerá la primera de las quince 'casetas' que se ubicarán en calles, plazas y mercados de toda la región. El proyecto arrancará allí en 2009, y se espera sumar cinco puntos a finales de año, y completar el resto ya en 2010. Se prevé que este tipo de producción representa el 10% de la producción láctea de Cantabria, con el objetivo de lograr un consumo del 4%.

En total, los responsables de esta cooperativa estiman producir tres millones de kilos de leche, que se añadirían a lo que ya produce esta sociedad, fundada en 1977, con sede social en El Bosque y que cuenta con 650 socios y unas 400 explotaciones ganaderas.

La presidenta de Mosaga, Nieves Gutiérrez, destacó que con el sistema de venta directa en máquinas expendedoras se mantiene un control de todo el proceso productivo, se recupera el sabor tradicional de la leche, en una "apuesta" por la mejora de la competitividad en el sector.

Por su parte, el técnico de la cooperativa, Javier Vidal, subrayó que se pretende "retroceder" para conseguir un producto de "alta calidad y excelencia, ya que en los procesos actuales de UYH, se homogeneizan las partículas de la leche.

En cambio, con el método de pasteurización, consistente en calentar la leche de forma que se logran eliminar los agentes perjudiciales, pero también se garantiza su calidad, eso sí, durante un plazo de cinco días.

La leche se podrá adquirir al precio de un euro el litro, en envases de botella o plástico, y el producto final conserva propiedades típicas de la leche "de siempre" como la nata.

La iniciativa contempla ampliarse, distribuyendo la leche pasteurizada a otros sectores como el comercial o la hostelería mediante otros canales aparte de las máquinas expendedoras, y también se estudia abrirlo a otros productores además de la propia cooperativa.