La FAO no ve pruebas de que la gripe pase a la carne de cerdo

ROMA (Reuters) - El riesgo de que la carne porcina pueda transmitir la nueva cepa H1N1 de la gripe es "totalmente insignificante", dijo el martes la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), reiterando que se pueden comer de forma segura tanto esa carne como sus derivados.

Hasta el momento, 20 países han prohibido las importaciones de carne de cerdo y de otros tipos en respuesta a la propagación de esa cepa, según documentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Ningún virus de la gripe en cerdos ha sido detectado nunca en carne o productos cárnicos", dijo a Reuters Joseph Domenech, veterinario en jefe de la FAO.

Pese a que la cepa H1N1 no se origina en alimentos, los temores a que pueda propagarse a través de productos derivados de animales provocaron que algunos países vetaran los cerdos vivos, la carne porcina, las reses, las aves de corral, el ganado y los alimentos de consumo animal de los países que han reportado casos.

Más de 1.000 personas se han infectado con el virus que se cree se contagia a través de los estornudos, la tos y las partículas en el aire, como ocurre con la gripe común. La OMS ha confirmado 26 muertes a causa del H1N1, todas excepto una en México, el epicentro del brote.

Las autoridades canadienses informaron el sábado pasado de la presencia del virus en una piara, que habría sido contagiada por un agricultor que estuvo en México. Tras el hallazgo, la OMS y la FAO pidieron que se tenga extremo cuidado al manipular animales vivos.

Domenech dijo que aún se desconocen muchas de las características y el desarrollo del virus, por lo que es importante tomar precauciones como asegurarse que quienes estén en contacto directo con cerdos utilicen ropa protectora para minimizar el riesgo de infección.

A diferencia de la cepa H5N1 de la gripe aviaria, cuando se le pedía a las personas que evitaran tocar pollos muertos, expertos de la OMS dijeron el domingo que los cerdos muertos no representan una amenaza.

"Esta nueva cepa del virus de la gripe no contagia a los humanos fácilmente y tiene una patogenicidad muy baja tanto en humanos como en cerdos, a diferencia de la gripe aviaria que mató a miles de aves", explicó Domenech.