Leche Pascual mantendrá la recogida de leche en Galicia pese al cierre de su planta lucense

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS)

Leche Pascual mantendrá la recogida de materia prima en Galicia, donde, pese a haber reducido su volumen de compras desde el pasado verano, sigue adquiriendo entre 9 y 10 millones de litros mensuales, según confirmaron a Europa Press en fuentes del grupo.

La empresa inició las negociaciones con los representantes de los trabajadores para la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción de contrato laboral, que afectará a 225 empleados, de los que 155 corresponden al conjunto del personal de su factoría de Outeiro de Rei (Lugo).

Tras reiterar que mientras no se resuelva el ERE la planta seguirá funcionando "como siempre", fuentes de la empresa insistieron en que "no se va a abandonar la recogida de leche en Galicia". El proceso de tramitación se durará cerca de un mes, plazo establecido para que las partes estudien la documentación, según explicaron fuentes sindicales consultadas por Europa Press.

Una decisión que también comunicó a Europa Press, el gerente de la Asociación de Empresas Lácteas de Galicia (Aelga), Pedro Ramos, quien, además, apeló a la "reflexión" de las administraciones central y gallega, así como de las organizaciones agrarias sobre el hecho "de que una empresa líder como Pascual mantenga sus recogidas pero deje su planta" en la comunidad.

DESCUIDO DE LA ADMINISTRACIÓN

Ramos se preguntó el por qué de que la firma láctea adopte esta decisión. "¿Por qué Galicia? Quizás haya un problema", señaló para afirmar que en la comunidad siempre se ha convertido a la industria lechera "en culpable de todos los males del sector".

El gerente de Aelga defendió que la Administración --en referencia al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y Xunta-- "tiene que cuidar más a las industrias que tiene en su tierra y no poder dificultades".

En este sentido, advirtió de que, aunque Galicia es la principal zona de producción española, cuenta con una ubicación geográfica alejada de los "grandes mercados" de consumo, de forma que, a su juicio, es preciso lograr una materia prima competitiva para asumir, posteriormente, el traslado de la leche a Andalucía o Cataluña.

Asimismo, señaló la necesidad de que haya una mayor "identificación" entre productores y empresas lecheras a fin de afrontar "el mayor reto que ha tenido el sector en toda su vida". Ramos advirtió de que "no queda mucho tiempo" para solucionar la crisis de este ámbito de producción y, por ello, reivindicó un "entendimiento lo más perfecto posible entre industria, Administración y ganaderos, independientemente de dónde esté su sede".

SÍ HAY MARGEN PARA AYUDAR AL SECTOR

Ramos defendió a Europa Press que existen diversas maneras de ayudar al sector y, en concreto, a los ganaderos. "Cuando una empresa española intenta vender leche fuera de España tiene un montón de dificultades y si en Francia se ayuda al sector ganadero con primas complementarias al precio de la leche, tienen que ser igual de legales aquí", reiteró.

El gerente de Aelga rechazó el establecimiento de subvenciones "de por vida" a los ganaderos, aunque consideró que "ahora habrá que ayudarlos para que sean competitivos". En este sentido subrayó que el productor gallego "es perfectamente capaz de competir con el de otro país", pero lamentó las dificultadas que se les han impuesto.

"Los únicos productores de Europa que tienen que hacer frente a grandes préstamos por compra de cuota son los gallegos, ¿qué hemos hecho mal?", se cuestionó.

MIRAR CADA DESPIDO "CON LUPA"

Por su parte, el responsable de la Federación Agroalimentaria de UGT en Lugo, Fernando Teijeiro, trasladó hoy su respaldo a los 155 trabajadores afectados por el ERE de Pascual y demandó a la Administración que se encargue de su tramitación --Ministerio de Trabajo e Inmigración, dado que el ERE afecta a más de una comunidad autónoma--, que "mire con lupa" este expediente de regulación de empleo.

Así, exigió que defienda "el empleo y no a la empresa" y aconsejó al personal afectado "que se asesore bien".

"FALTA DE SENSIBILIDAD" DEL MINISTERIO

A su vez, el gerente de la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca), Higinio Mougán, calificó de "previsible" el cierre de la planta de Outeiro de Rei y aseguró haber adelantado esta decisión el 26 de febrero, tras comenzar a recortar sus pedidos en Galicia entre agosto y septiembre del año pasado.

Por ello, lamentó la "falta de sensibilidad" de la administración central, a la que acusó de potenciar una "política absolutamente neoliberal" respecto a este sector, mientras que, recordó, el Gobierno español sí actuó ante los problemas del ámbito bancario y financiero donde "se intervino y se ayudó".

"Es clamorosa la falta de mensajes para el sector lácteo y el neoliberalismo a ultranza de los asesores de la ministra Espinosa", condenó. Asimismo, reprochó que Pascual haya recibido "cientos de millones de euros en subvenciones para su fábrica de Outeiro de Rei" y ahora "anuncie su ERE sin más". A su juicio, la actual situación es "escandalosa".