LM dice que el cierre de explotaciones ganaderas llevará a la ruina al sector en la comarca de Talavera (Toledo)

Morcillo anima a todos los profesionales relacionados con el sector lácteo a que acudan a la manifestación del jueves en Madrid

TALAVERA (TOLEDO), 14 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, anunció hoy que el cierre de las explotaciones ganaderas llevaría a la ruina al sector en la región y, especialmente, en la comarca de Talavera de la Reina (Toledo).

En rueda de prensa, Morcillo explicó que de las 327 granjas que hay en la región, 152 se encuentran en esta zona de la provincia de Toledo. Por ello, pidió a los profesionales relacionados con el sector lácteo, piensos y transportistas que acudan a la manifestación convocada para el jueves en Madrid, con el objetivo de pedir al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino que dé una solución al problema de los precios.

En este sentido, Morcillo sostuvo que "esta movilización se ha convocado por el futuro del sector, porque nos la jugamos todos ante una situación que venimos sufriendo desde hace años, pero que ahora se ha convertido en crítica por los precios".

De este modo, indicó que "se perciben 28 céntimos cuando nos compran nuestros productos, mientras que tenemos unos costes entre 35 y 40 céntimos de euro, lo que origina que mas del 70 por ciento de las explotaciones produzcan por debajo de costes".

En opinión de Morcillo, "esto se debe al nacionalismo comercial, al desplazarse a la leche nacional por otras de diferentes países como Francia, desde las cadenas de distribución aplicando prácticas de ventas por debajo del precio al que se produce y sin que haya respuesta satisfactoria hasta el momento desde las administraciones".

A su juicio, es necesario que todos los ganaderos acudan a la manifestación, porque la cuota asignada a España se sitúa en 6,2 millones de toneladas teniendo, en cuenta que el consumo es de nueve millones, "es decir, que se produce el 65 por ciento de lo que consumimos".

De forma concreta, en Castilla-La Mancha la cuota es de 184 toneladas, y se consumen 350.000, por lo que "pedimos que se garantice también la recogida de la leche, a la vez que ayudas económicas para garantizar la viabilidad, por eso animamos a las administraciones a que defiendan al sector lácteo español, diferenciando la leche que se produce en nuestro país", apostilló.

De otro lado, el responsable del sector lácteo de COAG en Castilla-La Mancha, José Luis Sáez, subrayó que "en este momento estamos en peligro de extinción, porque están terminando con el futuro y con las ganas de trabajar".

"Hasta ahora nos conformábamos con 16 horas de trabajo al día, pero ya no podemos más", lamentó, porque "no llegamos a pagar las facturas, y es una situación límite que, para nada, podemos aguantar". "La leche --señaló Sáez-- es un producto de primera necesidad, y fuente de vida".

Por su parte, el secretario de Ganadería de UPA, Alberto Gómez, aseguró que "no podemos aguantar un año más si no se nos ayuda, porque igual que nosotros nos hemos esforzado para dimensionar las explotaciones, con mejoras genéticas y aplicando tecnología punta, pero de nada sirve".

Finalmente, recordó que en la comarca de Talavera se han perdido mas de 6,5 millones de euros, y apostó por el doble etiquetado para identificar el producto español, y así diferenciarlo de otros.