LM pide a la Juta celeridad en la transposición de la normativa europea sobre la alimentación de aves necrófagas

CIUDAD REAL, 11 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente (APROCA) de Castilla-La Mancha aplaudió hoy la decisión del Parlamento Europeo de permitir que se puedan volver a dejar restos animales disponibles en el campo para la alimentación de las aves necrófagas silvestres, e instó a la Consejería de Salud y Bienestar Social a dar celeridad a la transposición de la normativa.

En este sentido, el presidente de APROCA en la región, Luis Fernando Villanueva, recordó que esta organización presentó en el Parlamento Europeo una petición solicitando la modificación de la normativa europea que regulaba la gestión de subproductos animales no destinados al consumo, ya que en España las poblaciones de aves necrófagas se han visto particularmente afectadas por la falta de disponibilidad de alimento en la naturaleza, informó la Asociación en nota de prensa.

En cualquier caso agradeció las gestiones realizadas por otras entidades, especialmente la asociación conservacionista SEO/BirdLife, gestiones que han sido "claves" para la modificación de la norma.

Villanueva recordó que esta situación surgió a raíz la aprobación en 2002 del Reglamento Europeo que regula la gestión de dichos subproductos animales, como consecuencia de la lucha contra el mal de las vacas locas, que obligó a los estados miembros a cambiar la gestión ganadera teniendo que recoger todos los restos animales del campo sin que éstos pudieran servir para alimentar a las especies necrófagas, como había estado ocurriendo hasta entonces

Asimismo, explicó que esta circunstancia obligó a los estados miembros a cambiar la gestión ganadera teniendo que recoger todos los restos animales del campo sin que éstos pudieran servir para alimentar a las especies necrófagas, como había estado ocurriendo hasta entonces.

Según Villanueva, la decisión del Parlamento Europeo permitirá que los ganaderos y los cotos de caza de los Estados miembros puedan volver a dejar el ganado muerto en el campo que quedará, siempre bajo las medidas sanitarias necesarias, disponible para la alimentación de las especies necrófagas.

Villanueva señaló además que es necesario que, ahora, el Gobierno regional de Castilla-La Mancha, en concreto la Consejería de Salud y Bienestar Social, lleve a cabo la transposición de la norma para que pueda ser aplicada en el conjunto de la región.

De este modo, indicó que esta transposición se debería tratar de llevar con la mayor urgencia posible, con el objeto de que de cara al inicio de la próxima temporada cinegética esta medida pueda aplicarse sin ningún tipo de cortapisa.

Finalmente, advirtió que la entrada en vigor de esta medida no debe suponer dejar de seguir trabajando el diseño de una red de muladares, tanto públicos como privados, que permitan concentrar en ciertos espacios los restos de los animales muertos destinados a alimentación de las aves carroñeras.