Los titulares de parcelas de dehesa que alimenten cerdos ibéricos podrán identificar telemáticamente sus recintos

MÉRIDA, 12 (EUROPA PRESS) Los titulares de parcelas y recintos de dehesa en Extremadura que puedan ser utilizados para el engorde de cerdos ibéricos con destino a montanera o recebo podrán, a partir de mañana viernes y hasta el próximo 15 de septiembre, definir específicamente el área adehesada que se destinará a tal fin, con el propósito de crear una base de datos de acuerdo con lo fijado en el Real Decreto que regula la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico. Así se publica hoy en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) que establece el sistema de identificación de las zonas de dehesa extremeña. Como paso previo, la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural ya ha declarado los términos municipales de la Comunidad Autónoma donde hay superficie de dehesa y ahora, lo que se pretende, es que los propios titulares de las parcelas o recintos que cuenten con superficie adehesada definan específicamente el área donde se alimentan los cerdos ibéricos. Según apuntó la Junta en nota de prensa, el objetivo es elaborar a partir del SIGPAC una base de datos, en la que se incluyan las parcelas y recintos que puedan ser usadas para el engorde de animales y cuyos productos vayan a ser comercializados con las menciones de 'bellota' y 'recebo'. La identificación de las parcelas se hará vía telemática a través de la aplicación Arado-Laboreo de la página web de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, http://aym.juntaex.es/home, a la que podrán acceder los titulares de las explotaciones porcinas mediante una clave principal o delegada que se facilitará en las Oficinas Comarcales Agrarias. Posteriormente, desde la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural se validarán las identificaciones presentadas para crear una base de datos en la que se incluirán todas las parcelas y recintos ubicados en la Comunidad Autónoma destinados al engorde de animales bajo las menciones de 'bellota' y 'recebo', que podrá consultarse a través del SIGPAC. Una vez identificados de esta manera los recintos en el SIGPAC, permanecerán para las campañas posteriores, y las parcelas y/o recintos ya declarados anteriormente no necesitan volver a ser declararlos. La Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural facilitará el acceso a esta base de datos a los Organismos Independientes de Control encargados de verificar las parcelas adehesadas, con el fin de cumplir con rigurosidad la Norma de Calidad del Ibérico.