Martín dice "comprender" las reivindicaciones del sector lácteo y reitera su petición al Ministerio de un pacto de estabilidad

GIJÓN, 23 (EUROPA PRESS) El Consejero de Medio Rural y Pesca del Principado, Aurelio Martín, dijo hoy en declaraciones a los medios de comunicación "comprender" las reivindicaciones de los ganaderos del sector lácteo de la comunidad, que hoy en una convocatoria de los sindicatos COAG-Asturias, Unión de Campesinos Asturianos (UCA) y ASJA-Asturias se concentraron en Oviedo y repartieron 500 litros de leche en la Plaza de España para protestar ante las importaciones de leche extranjera, el desplome de los precios y el fin de las cuotas y el aumento de cupos. Martín incidió, durante la presentación de la obra 'La industria Láctea en Asturias' celebrada en el Ayuntamiento de Gijón, que las medidas tomadas hasta el momento son "insuficientes" y reiteró su petición al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de que se ponga en marcha un pacto de estabilidad entre los ganaderos, industria láctea y distribuidores para hacer el sector español "más competitivo". El consejero afirmó que este tema es una de sus primeras preocupaciones desde que asumió el cargo, y recomendó "prudencia" a quienes dentro del sector piensan comprar leche importada. Recordó que la leche asturiana cuesta tres céntimos más que la media española. Asimismo, dijo que importar leche más barata es "pan para hoy y hambre para mañana". "Con menos leche de producción propia, la leche importada subirá de precio", advirtió apuntando que la industria láctea es la primera interesada en contar con un sector productivo competitivo en el territorio. Además, Aurelio Martín señaló que el sector lácteo supone un 54 por ciento del PIB dentro del sector agroganadero asturiano; que existen unas 2.800 explotaciones con cerca de 5.000 trabajadores; que la producción de leche asturiana es de 600 millones de litros, un 10 por ciento del total español; que en la industria láctea trabajan 2.300 personas siendo otro 30 por ciento del sector; y que las cifras de facturación ascienden a 1.000 millones de euros. Afirmó que esos datos dan muestra de la relevancia del sector en Asturias, por lo que aseguró que seguirá trabajando para garantizar su futuro.