Miles de ganaderos protestan mañana en Madrid para exigir soluciones a la crisis del sector lácteo

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Más de 14.000 ganaderos procedentes de todas las comunidades autónomas productoras, según las últimas estimaciones de los convocantes, se manifestarán mañana en Madrid para exigir al Gobierno que articule medidas que permitan paliar la "asfixiante y dramática" situación que atraviesa el sector lácteo español.

Se trata de la primera gran movilización conjunta que convocan este año Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias en Madrid, como consecuencia de la crisis de precios que sufren las explotaciones españolas, donde las cotizaciones en origen han caído hasta un 40% en los últimos quince meses.

Con el lema 'Por un presente y futuro para el sector lácteo español', la manifestación partirá en torno a las 11.30 horas de la Puerta de Alcalá y recorrerá la calle Alfonso XII para concluir ante el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Según informaron a Europa Press fuentes de COAG, los convocantes han elevado sus previsiones sobre la asistencia a la manifestación --esperaban entre 10.000 y 12.000 ganaderos-- y se ha ampliado el perímetro inicialmente establecido para el aparcamiento de autobuses. Sólo desde Galicia viajarán a la capital 192 autobuses, detallaron las fuentes.

Los costes de producir un litro de leche se sitúan actualmente en España entre los 35 y los 40 céntimos de euro por litro, mientras que los precios que perciben ganaderos y cooperativas oscilan entre los 20 y los 30 céntimos por litro.

Además de la bajada de precios, el sector productor lamenta que en las últimas semanas se ha agudizado el problema de la reducción de compras por parte de la industria, de manera que desde el pasado 1 de abril hay unos 150.000 litros diarios "sin colocar" en Galicia, mientras que en Castilla y León la empresa Forlactarea también ha dejado de recoger 50.000 litros diarios.

Según las organizaciones convocantes, existen prácticas de 'dumping' y, además, grandes cadenas de distribución están priorizando la compra de leche en sus países de origen, adquiriendo los excedentes de Francia o Alemania "a bajo precio" para sus marcas blancas, al tiempo que "meten mayores márgenes" de precios a las principales marcas españolas.

Entre otras reivindicaciones, reclaman que se obligue a la industria "por decreto o por ley" a recoger la producción de las explotaciones españolas, que se controle el "fraude económico" de las importaciones y que los consumidores conozcan la procedencia y el origen del producto que compran.