Productores lácteos aprueban la creación de una marca de leche gallega pero temen la acogida de la distribución

Lence respalda la iniciativa al defender que "vendría muy bien para potenciar las marcas gallegas"

LUGO / SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos Xóvenes Agricultores (XX.AA.) y Unións Agrarias (UU.AA.), así como la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca) aprobaron hoy la iniciativa de crear una marca de leche que identifique la materia prima obtenida en Galicia y garantice su procedencia, una medida anunciada por el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, en el marco de actuaciones de la Xunta para paliar los problemas del sector.

En declaraciones a Europa Press, el secretario xeral técnico de Xóvenes Agricultores, Juan Pérez Sánchez-Orozco, recordó que la propuesta responde a una "continua" e "insistente" demanda de su organización.

"Uno de los problemas de los ganaderos gallegos es que no podemos diferenciar el producto de cara al consumidor", aseguró. Por ello, consideró "básico" que se habilite un mecanismo que permita al consumidor "saber que está tomando leche gallega".

En la misma línea, el secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García, indicó que esta iniciativa "con lo que reivindica el sector desde hace mucho tiempo, que se conozca el origen y procedencia del ganadero al consumidor".

"Tenemos el laboratorio más eficiente de análisis de la leche gallega, la sanidad es la mejor y son evidentes las mejoras en las explotaciones gallegas en cuanto a estructuras y a preparación técnica", defendió Pérez Sánchez-Orozco (XX.AA.).

También apuntó en la misma línea el director gerente de Agaca, Higinio Mougán, quien afirmó que una marca gallega "ayuda y se sitúa en la línea de determinar y colaborar en la trazabilidad de la leche". "Es una iniciativa perfectamente válida y positiva", manifestó para agregar que "dificultaría el problema de las importaciones".

DUDAS

No obstante, la apuesta también genera dudas entre los agentes de este ámbito de producción, que desconfían de la acogida que tendrá este distintivo en la distribución y de la colaboración que prestarán las industrias lecheras.

"Ignoro la receptividad que ahora puede encontrar en la parte transformadora --empresas-- y la distribución", admitió Mougán (Agaca). Así, recordó que las cadenas distribuidoras actualmente "imponen su marca" en el lineal de compra.

Al margen de esta cuestión, consideró que la iniciativa puede prosperar si "se implica a todo el sector" y se "acoge la mayor parte de la producción gallega". A su juicio, la trazabilidad de la leche desde que la produce el ganadero hasta su traslado a la industria transformadora "ya está fijada".

Por su parte, el responsable de UU.AA. aseguró que la trazabilidad de la leche desaparece en el momento en que la materia prima entra en la planta de envasado. "Mientras no podamos identificar qué hay en el cartón difícilmente habrá una leche de Galicia", sentenció, para recordar que aún está "sin regular" la garantía de origen de la materia prima. "Aunque el objetivo es bueno porque tenemos una leche de las de mayor calidad de Europa", precisó.

"NO SOLUCIONA LOS PROBLEMAS"

El responsable de sectores gandeiros del Sindicato Labrego Galego, Xabier Gómez Santiso, calificó la medida de "bluff" --farol-- para "salir del paso" al considerar que "no soluciona los problemas del sector".

A su juicio, la prioridad en este momento ha de ser la defensa de una limitación de la producción en el ámbito europeo --como el sistema de cuotas lácteas--, un objetivo que, en su opinión, sólo se conseguirá si se "decide políticamente luchar por el sector lácteo".

LENCE RESPALDA LA INICIATIVA

Por su parte, el propietario y administrador único de Leche Río, Jesús Lence, admitió que vería bien que "toda la leche que se envasa y recoge en Galicia lleve un sello de la comunidad".

En esta línea apuntó que "vendría muy bien para potenciar las marcas gallegas", aunque, no obstante, advirtió de que la distribución persigue eliminar "referencias", de ahí que viese "más complicado" que el sello se llamase 'Leche de Galicia'.

Al margen de esta cuestión, el empresario lucense volvió a descartar hoy su intención de adquirir la planta de Leche Pascual en Outeiro de Rei (Lugo), tras recordar que cuenta ya con cuatro factorías "que están a un 60 por ciento de su capacidad de producción". Leche Río recoge en torno a 1,5 millones de litros diarios en la comunidad por lo que insistió en que no necesita "más plantas".