Productores lácteos vacían cuatro camiones cisterna de Leite Río en "solidaridad" con las granjas de A Mariña

La empresa suspenderá toda la recogida de materia prima si el SLG no garantiza la vuelta a la normalidad

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS)

Productores lácteos vaciaron hoy cuatro camiones cisterna de la empresa Leite Río en Teixeiro (Curtis, A Coruña), Santa Comba (A Coruña), Santa Cristina (Guitiriz, Lugo) y Cospeito (Lugo) en "solidaridad" con las dos explotaciones de A Mariña lucense a las que la la firma de Jesús Lence anunció el cese de la recogida de materia prima a raíz de las diferencias registradas entre ambas partes respecto al precio.

Así lo confirmaron a Europa Press fuentes del Sindicato Labrego Galego, organización que respaldó el vaciado de dos cisternas de esta empresa el sábado en Ribadeo (Lugo) y otras cuatro ayer en Ordes, Muimenta (Cospeito, Lugo), Guitiriz (Lugo) y Oroso (A Coruña).

El SLG prevé mantener este tipo de movilizaciones en los próximos días, tras anunciar el sábado que impediría la recogida en la ruta de A Mariña y ayer de ampliar esa medida al conjunto de la comunidad. La organización ha convocado una rueda de prensa esta tarde en la que explicará estas actuaciones.

Asimismo, la organización agraria avanzó que exigirá a la Consellería de Medio Rural que se incorpore a las cuestiones que se debatirán el miércoles en la Mesa do Leite la exigencia de pagar la materia prima a un precio que cubra los costes de producción.

Además de la retención de las cisternas de Leche Río, responsables del sindicato agrario participaron hoy en la concentración de unos 80 ganaderos --según estimaron fuentes del SLG-- ante la sede de la firma en el polígono de O Ceao, en Lugo.

SUSPENSIÓN DE "TODA LA RECOGIDA"

Por su parte, la empresa de Jesús Lence amenazó con suspender "toda la recogida de la leche" si el SLG --al que califica de "sindicato minoritario"-- no garantiza públicamente la "recuperación de la normalidad" en las rutas de suministro de materia prima.

En un comunicado, la firma pidió disculpas a los ganaderos afectados por los retrasos en la recogida derivados de los incidentes registrados ayer y hoy y atribuyó el cese de las relaciones comerciales con las explotaciones mariñanas Ganadería Cid y Veigueiro Sociedad Cooperativa Galega a la agresión sufrida por un inspector de la empresa.

La industria láctea gallega aseguró que este responsable fue "insultado, agredido y amenazado" en un "muestreo rutinario" que realizó el viernes en las dos explotaciones. "Le manifestaron que no querían ver a nadie de la empresa Leite Río en sus explotaciones", indicó la firma que justificó así la remisión de un fax en el que se comunicaba a las dos granjas que prescindirían de su materia prima.