Rusia suaviza el veto a los productos españoles de cerdo

MADRID (Reuters) - Rusia levantó el jueves el veto a los productos españoles derivados del cerdo que procedan de provincias sin casos de la gripe H1N1, una prohibición que había impuesto alegando riesgo de contagio de esta gripe, que en un principio se conoció como gripe porcina.

"(La prohibición) Se ha levantado para las provincias donde no hay casos de la Gripe A", dijo a Reuters un portavoz del Ministerio de Agricultura.

El 4 de mayo, Rusia amplió a España la prohibición de importar productos porcinos que también mantiene sobre Reino Unido, México, algunas provincias canadienses, diversos estados de Estados Unidos y algunos países caribeños y de Centroamérica.

En las provincias españolas que sí tienen casos confirmados de esta nueva cepa de gripe, indicó el portavoz de Agricultura, se realizará un control diario para asegurar que los enfermos no han entrado en contacto con animales ni participado en la elaboración de los productos derivados del cerdo.

Una vez certificado este aspecto, estimó, la prohibición se levantará en el resto de provincias "probablemente, en un plazo inferior a una semana".

Por su parte, el responsable de mercados agrarios del sindicato COAG, Miguel Padilla, se mostró esperanzando con que acabe con la restricción.

"Nos hubiese gustado que el levantamiento hubiese sido total, entre otras cosas porque no hay ningún tipo de problemas sanitarios ni hay ninguna relación con la cabaña ganadera", dijo en declaraciones a Radio Nacional.

"Lo que sí esperamos es que en cuestión de muy pocos días, dos o tres días, haya un levantamiento total con respecto a las exportaciones a Rusia", añadió.

El Ministerio español de Sanidad informó el jueves de que en España hay 88 casos confirmados de la nueva gripe. Estos casos se dan en Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Madrid, Aragón, Extremadura, Galicia, Murcia y País Vasco.

La Comisión Europea había protestado el martes por la decisión del organismo ruso para el control animal y vegetal, conocido como Rosselkhoznadzor.

"Las prohibiciones no están justificadas y no hay pruebas de que el virus se pueda transmitir por la carne", dijo entonces una portavoz de la Comisión.

"Es un comportamiento típico de Moscú usar la seguridad alimentaria como medida proteccionista", dijo entonces a Reuters un diplomático de la UE cercano a las negociaciones de Rusia con la Organización Mundial del Comercio.

SIn embargo, Rusia insistió en que el virus es nuevo y hacen falta estudios que demuestren que no se puede transmitir a través de la carne de cerdo.