Sindicatos y cooperativas prevén que más de 6.000 gallegos acudan a la protesta del sector lácteo en Madrid

Reconocen la "solidaridad" de Feijoo con los ganaderos en su discurso de investidura pero urgen una reunión con el futuro presidente

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 (EUROPA PRESS)

Representantes de los tres sindicatos agrarios --Unións Agrarias, Xóvenes Agricultores y Sindicato Labrego Galego-- y la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca) estimaron hoy que "más de 6.000" personas se desplazarán desde la comunidad para participar en la protesta convocada en Madrid a fin de exigir al Gobierno central un "plan de choque" que palie la "situación dramática" del sector.

En rueda de prensa, los responsables de las tres organizaciones y Agaca coincidieron en destacar el carácter "histórico" de la movilización, con la que confiaron lograr "un cambio de paso" del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), departamento al que piden una "respuesta adecuada y urgente" o, de lo contrario, alertan de la desaparición de explotaciones lácteas "en menos de dos meses".

Su principal demanda se centrará en reivindicar que se garantice la recogida de leche a precios de mercado y se frene la importación de materia prima de otros países europeos. "Esa es la parte de la película que no entendemos y queremos que se modifique", señaló el gerente de Agaca, Higinio Mougán, quien reprochó a las industrias lecheras su "falta de perspectiva" al considerar que, además, desarrollarán "dependencia" del exterior para abastecerse.

"Ni el Gobierno central ni la Xunta ni la distribución pueden continuar con este pulso a los ganaderos y a la opinión pública, la Administración no puede seguir mirando hacia otro lado", aseveró el secretario xeral de Unións Agrarias (UU.AA.), Roberto García.

SIN CABIDA A ERES EN EL CAMPO

El responsable de UU.AA. recordó que en este ámbito de actividad "no caben EREs" y aseguró que, si bien Citroën puede eliminar su turno de noche durante seis meses para después recuperarlo, una granja lechera que cierre ahora "no podrá volver a abrir" y dejará a sus trabajadores "sin ningún tipo de protección social".

En esta línea, su homólogo de Xóvenes Agricultores (XX.AA.), Francisco Bello, denunció que a la bajada en 15 céntimos del precio el litro de leche este último año, se ha añadido el cese de recogida de la materia prima aplicado por algunas industrias, que está obligando a los ganaderos a vender su producto a 16 céntimos para su transformación en polvo. "Todo el campo está unido, lo de mañana no es un fin sino un medio", manifestó tras reclamar "medidas urgentes, claras y contundentes" al MARM.

"Pesará sobre la conciencia de Espinosa y del Gobierno central no haber abordado medidas para que buena parte del sector lácteo no cierre", advirtió, por su parte, la secretaria xeral del Sindicato Labrego Galego (SLG), Carme Freire, quien subrayó que igual de "histórica" que la protesta de mañana será el proceso de desaparición de granjas que, en su opinión, se materializará de no adoptarse medidas.

APOYO DE LA OPINIÓN PÚBLICA

Responsables de los sindicatos y Agaca agradecieron la "solidaridad" y "apoyo" de los distintos profesionales vinculados al sector lácteo, municipios rurales y ciudadanos a la protesta de mañana en Madrid. Según informó Bello (XX.AA.), está previsto que partan de la comunidad 120 autobuses y coches particulares, además de las personas que se desplazarán por su cuenta en otros medios de transporte.

"Nunca una movilización tuvo tan volcada a la opinión pública y a los consumidores, que saben que esto no es una guerra de precios ni queremos ganar más", aseguró García (UU.AA.), quien recordó que los comerciantes de los municipios rurales cerrarán sus establecimientos a la hora de celebración de la manifestación en señal de solidaridad con los ganaderos.

El gerente de Agaca destacó el respaldo recibido por parte de una de las industrias ligadas al sector, la de producción de compuestos para la alimentación animal, Agafac, después de que esta organización denunciase que "están en juego" 5.000 empleos dado que "las ventas están cayendo brutalmente". "Esto es un efecto boomerang que va creciendo y que tenemos que parar cuanto antes", advirtió, tras reiterar la necesidad de medidas "urgentes para sostener las explotaciones".

REUNIÓN CON FEIJOO

Los tres sindicatos y Agaca reiteraron hoy su "plena disposición" a trabajar con el nuevo Gobierno gallego y reconocieron la "solidaridad" del futuro presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, con los productores lácteos gallegos.

No obstante, todos urgieron la convocatoria de la reunión comprometida por el próximo titular de la Administración gallega que. "Tiene que ser inminente", solicitó Carme Freire (SLG), quien alertó de que dentro de un mes pueden haber cerrado muchas explotaciones lácteas de la comunidad.

"Tenemos la exigencia y urgencia por tener lo antes posible una reunión con el presidente de la Xunta y el nuevo conselleiro", afirmó Francisco Bello (XX.AA.), quien apuntó que los responsables del próximo Gobierno "están informados" de la situación del sector y adelantó que "en breve habrá una convocatoria a las organizaciones agrarias" y se tomarán "medidas para un sector estratégico en Galicia".

García (UU.AA) consideró que el futuro equipo de Gobierno de la Xunta "tiene competencias para actuar en Galicia", más allá del "plan de choque" que los productores demandarán al MARM en Madrid.

En esta línea advirtió de que Unións Agrarias no permitirá que el futuro Ejecutivo gallego "envolviéndose en la bandera de Galicia" se convierta "en un cuarto sindicato" frente al Gobierno de Madrid y que este último haga lo mismo ante Bruselas "y mientras tanto el problema sin resolver".

Por su parte, el representante de las cooperativas consideró "interesante" el plan láctea al que aludió ayer Núñez Feijoo en su discurso de investidura, aunque priorizó la adopción de "medidas urgentes de financiación para el sector", al sostener que el empleo que se pierda en este ámbito de actividad es "difícil de recuperar en el futuro". Por ello insistió en la urgencia de "abrir el diálogo y el contacto con la Administración gallega lo antes posible.