Unos cien ganaderos cántabros se concentran ante la Delegación del Gobierno para protestar por la situación del sector

Critican la reforma del Chequeo Médico de la PAC porque "favorece" a los "grandes" países productores de leche y "perjudica" a España SANTANDER, 23 (EUROPA PRESS) Cerca de un centenar de representantes de organizaciones agrarias y cooperativas así como ganaderos cántabros se concentraron hoy frente a la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma para protestar por la situación por la que atraviesa el sector. Concretamente, la concentración ha sido convocada por las organizaciones agrarias UGAM-COAG, ASAJA, UPA y AIGAS y el conjunto de las cooperativas que hay en la región y en el transcurso de la misma han dejado un manifiesto con sus reivindicaciones al delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez, en la sede de la Delegación ya que no se encontraba en ella y, por tanto, no ha podido recibirles personalmente. En declaraciones a los medios de comunicación, el secretario general de UGAM-COAG, Alejandro Mazorra, explicó que han convocado esta concentración --medida que se desarrolla de forma similar en Asturias, Galicia y Castilla y León-- para mostrar su desacuerdo con la reforma del Chequeo Médico de la Política Agraria Común (PAC) que, según lamentó, "favorece" a los "grandes" países productores de leche como es el caso de Francia, que cuenta con una cuota de 25 millones de toneladas frente a los 6 millones que tiene España. Según dijo, los ganaderos españoles también se ven "perjudicados" por la prima de almacenamiento y exportación ya que, aunque en nuestro país "hace falta" leche, en Europa "sobra". Ello se traduce en que los excedentes de otros estados se venden en España a "bajos precios". Acompañado por el gerente de UGAM-COAG, Roberto Gutiérrez, y del responsable de leche del sindicato, Gaspar Anabitarte, Mazorra señaló que esta situación está perjudicando al conjunto de la sociedad ya que se están perdiendo puestos de trabajo, no sólo en lo que a la producción de leche se refiere sino también en los procesos de transformación (envasado, etiquetado, transporte, etcétera). Asimismo, sostuvo que la leche que proviene de Francia entra en España "sin todas las garantías que debiera". "Pasa un papelito en la frontera y para de contar", comentó Mazorra, quien indicó que mientras esto ocurre, las exigencias a los ganaderos españoles y cántabros son continuas. Entre ellas, puso como ejemplo las inspecciones sanitarias y los controles de calidad en la producción. Con la concentración de hoy --que precede a la reunión del Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) que se celebra mañana en Bruselas y en el que se tratará, entre otros asuntos, la situación actual del sector--, los convocantes también intentan movilizar a los ganaderos cántabros ante la bajada del precio de la leche en origen, bajada cercana a los 20 céntimos de euro el litro (se está pagando a unos 32 céntimos y hay "perspectivas de bajada"). Esta caída contrasta a su vez con la subida del precio de alimentos para el ganado como el pienso lo que perjudica "terriblemente" al sector, más si se tiene en cuenta que el coste de producción de un litro de leche ronda los 42 céntimos. El secretario general de UGAM-COAG también denunció el hecho de que del 100% del importe que paga el consumidor por la leche, sólo un 20% "regresa al campo" que, en consecuencia, se está empobreciendo. Con todo ello, el sector se está envejeciendo ya que la media de edad de los ganaderos se sitúa en torno a los 55 años. Con este panorama, Gutiérrez pidió un "esfuerzo" a todos los políticos ante un tema tan "sensible" como es la situación actual del sector lácteo en la región. Recordó a este respecto que en Cantabria quedan "escasos" 1.800 ganaderos que suman una cuota láctea de 460.000 toneladas de leche. Desde las OPAS y las Cooperativas de Cantabria se solitita, entre otras medidas, un plan específico para el sector lácteo, así como un control de las importaciones directas y envasadas de leche, las cuáles "están hundiendo" los precios en origen. También se exige "transparencia en el mercado", para que el consumidor tenga la información sobre cual es el lugar de procedencia de la leche que compra.